Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un plantel a años luz del Madrid

  • Hasta 12 jugadores de la plantilla del Barcelona no están a la altura de ese club
Hasta 12 jugadores de la plantilla del Barcelona no están a la altura de ese club
I.L. I.L.

En Barcelona la borrachera de éxito ha cegado completamente a los culés. No son conscientes de que, a pesar de su clasificación para los cuartos de final de la Champions, con una plantilla absolutamente dependiente de Messi no van a ir a ningún sitio en esa competición. Pero ese no es su único problema, sino la falta de calidad de esa plantilla, ya que hasta 12 de sus integrantes no dan la talla para jugar en ese club. Vamos a enumerarlos a todos ellos:

1. VICTOR VALDÉS: mientras en la prensa de Barcelona claman al cielo por su no llamada con la selección, el resto de aficionados del fútbol español se tronchan de la risa sólo con pensar en la idea de ver a ese portero de discoteca intentando disputarle un sitio a Iker Casillas. Valdés ha tenido la tremenda suerte de compartir vestuario con alguno de los mejores jugadores del mundo. De no ser así, estaríamos hablando de un portero con unas condiciones limitadísimas, que no ha demostrado tener la más mínima personalidad para defender la porteria de un club grande. Y si no, ¿por qué equipos como el Chelsea, Manchester, Milan u otro de ese nivel se han interesado por él? La respuesta viene por sí sola.

2. PINTO: si el portero titular del Barcelona ya da risa, el suplente es para llevarlo al club de la comedia. El caso de Pinto recuerda al niño tonto de la clase que siempre hace la pelota al profesor para que no le suspenda. Aquí ocurre lo mismo: ¿qué portero de Primera División ficharía a alguien que parece haber salido de un comic japonés?. La suerte ha sido la gran aliada en este caso de Pinto, que pasó de la retirada en el Celta a ser el pelota oficial de Guardiola en ese vestuario. Vaya manera más triste de vivir.

3. CHYGRYNSKIY: el hombre de los 25 millones necesita, al igual que el anuncio, comerse un Donuts, porque hasta ahora todo le ha salido redondo, pero en un sentido nefasto. El experimiento de Guardiola se ha ido absolutamente al traste, y tras la recuperación de 'pata - coja' Milito es en estos momentos el quinto central de la plantilla. Desde fuera puede que de incluso un poco de lástima, pero es que el ucraniano se lo ganado a pulso. No destaca en nada: ni sabe sacar el balón jugado, no es rápido, no tiene sentido de la anticipación, de cabeza no es ningún prodigio a pesar de lo alto qué es. De su fichaje quedará para la posteridad una incógnita por resolver: ¿Cuánto se llevó Txiki Begiristain de comisión por este boceto de buen central? Se admiten apuestas...

4. MÁRQUEZ: el mexicano está para participar en el concurso Mira quien Baila junto al también ex barcelonista Miguel Ángel Nadal. Y decimos ex porque a Márquez ya le podemos considerar un futbolista retirado. Sus días de gloria hace tiempo que pasaron, y su única motivación es llenarse los bolsillos para forjarse un futuro de empotrador de armarios, que es a lo que podría dedicarse ahora. Su cintura tiene el mismo campo de movimiento que la de Falete en un desfile de Pasarela Cibeles. Y sus actuaciones sobre el terreno de juego, tan horrendas como el rostro del cantautor/a.

5. MILITO: si a Hook le llamaban el capitán Garfio, a Milito le podríamos llamar el central 'Pata - Palo'. Y es que, tras 22 meses lesionado, a Milito se le ve con la misma habilidad para moverse que la del doctor House por los pasillos del hospital Princeton - Plainsboro. Eso sí, a pesar de haber estado tanto tiempo en el dique seco, el argentino tiene el mérito de haberse convertido en el tercer central de la plantilla por detrás de Piqué y Puyol. Eso sí, cuando le toca a jugar, es como el enfermo que tiene que moverse con muletas: llega tarde siempre.

6. ALVES: cuando uno es futbolista profesional, debería pasar un test psicotécnico para ver si puede desarrollar esa actividad sin que los demás corran peligro. Y es que el brasileño, marrullero como pocos, y tan provocador como un delincuente común de las favelas, seguiría viviendo en una de esas barriadas del país latinoamericano de no haber tenido la suerte de tener unas condiciones físicas extraordinarias para el fútbol, que suplen con creces sus cada vez más evidentes limitaciones tácticas. Eso sí, el rencor que muestra ahora hacia el Real Madrid es porque él lo que deseaba era fichar por el club de Concha Espina. Le ha tocado jugar en el Barcelona, y Alves actúa con la categoría que ese club siempre ha atesorado: barriobajerismo absoluto.

7. BUSQUETS: a este apartado podríamos llamarle el increible caso de Sergio Busquets. ¿Cómo un jugador que no destaca absolutamente en nada ha podido pasar, en un año, de morirse de asco en la tercera división a ser un fijo en la selección española? Ni es un buen pasador. Tampoco es un excelente recuperador, ya que la mayoría de sus acciones consisten en dar un trompazo al rival con el consentimiento de los árbitros, que hacen oidos sordos a sus marrullerías. Y es que, con el reglamento en mano, este jugador debería ser expulsado en casi todos los partidos en que él participase. Pero la mano de Villar es alargada, y en el caso de Busquets se nota mucho más.

8. BOJAN: resulta gracioso que en Barcelona alardeen de los excelentes jugadores que salen de su cantera, en comparación siempre con la del Real Madrid, ya que si Madrid no existiera Cataluña tendría que inventarla. Y uno de sus máximos exponentes es Bojan, quien, tras un inicio esperanzador, no es más que un globo desinflado con el paso del tiempo. Y es que no sabemos si el serbio es goleador, extremo o segundo delantero. Probablemente no lo sabe ni él mismo. De ahí que, cada temporada que ha pasado, sus números hayan sido cada vez peores, y que ya no sea visto como una de las más firmes promesas del fútbol nacional, sino como un jugador de los Balcanes del montón.

9. IBRAHIMOVIC: el sueco va a pasar a la historia del fútbol como el desembolso más caro hecho jamás en la historia del fútbol con el beneficio más bajo para el equipo comprador. Porque el sueco, tras un inicio esperanzador, ha pasado, debido a su falta de gol, su nulo entendimiento con los compañeros, y su poco interés en remediar la situación, a ser suplente en los partidos más trascendentales de la temporada, como ocurrió ante el Stuttgart. Otro acierto más de Guardiola, que ha visto como mientras Ibra se toca las narices sobre el campo Eto'o sigue dando goles importantes al Inter.

10. HENRY: si antes deciamos que Márquez está para que lo lleven al Mira quien Baila, lo de Henry es para que lo lleven a Generación Ni - Ni: ni corre, ni juega. El francés es esta temporada una caricatura de sí mismo. Lejos quedan ya sus carreras por el viejo Highbury, cuando deslumbraba al mundo entero con sus golazos con el Arsenal. Tal es su deterioro que ni en Francia le soportan. Y es que es dificil explicar como este hombre puede cotizar aún 18 millones de euros al año entre contratos publicitarios y su actual salario del Barcelona.

P.D. Nos faltan por analizar a Maxwell y Jeffren. No lo hemos hecho porque simplemente la mediocridad no merece siquiera ser mencionada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información