Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Inter se frota las manos

  • Ridículo de los de Guardiola ante el colista
Barcelona 3 - 1 Xerez
I.L. I.L.

El Barcelona ha firmado este sábado en el Campo Nuevo el que sin duda ha sido su peor partido de la temporada. Y es que el Xerez, un equipo que no sabemos como es posible que esté jugando en Primera División, le ha dado un auténtico baño al equipo de Guardiola. Mourinho ya estará frotándose las manos en Milán.

Cuando se abusa de prepotencia, normalmente lo acabas pagando caro. Suele pasar casi siempre, salvo en las ocasiones en que tu rival no tiene nivel para jugar en Primera División. El Xerez es sin duda el peor equipo de la Primera División española, pero eso ha sido ápice para que los de Gorosito le hayan dado un baño a los de Guardiola durante varios tramos del encuentro, llegando a perdonar incluso el momentáneo empate a 2-2 en el marcador. Finalmente la suerte de los culés acabó imponiéndose, ya que tuvieron también (como no podía ser de otra forma), la ayuda del colegiado, el 'gominas' Muñiz Fernández.

La alineación presentada por el técnico blaugrana dejaba a las claras que el partido ante el Xerez le importaba un comino. Titulares indiscutibles como Messi, Gerardo Piqué o Busquets se quedaron en el banquillo y en su lugar salieron los eternos suplentes de la plantilla, es decir, Márquez, Chygrynskiy, Henry y Jeffren. A pesar de estas concesiones de los de Guardiola, el inicio del partido por parte de los jugadores del Xerez fue bastante cándido, lo que aprovecharon los blaugrana para poner tierra de por medio en el marcador por medio de sendos goles de Jeffren y Henry.

Eso sí, el gol del venezolano no vino exento de polémica. Y es que, como viene siendo habitual esta temporada, los árbitros siempre parecen dispuestos a echar una mano al Barça cuando las cosas vienen un poco mal dadas. Jeffren se internó en el área y, justo antes de rematar a portería, sufrió un resbalón que parecía echar al traste su ocasión de gol. Pero el extremo culé tiró de picardía y, apoyándose con la mano, se hizo de nuevo con el control del balón y batió de fuerte disparo a Renan. Eran los momentos más plácidos del Barcelona, que se aprovechó de la confusión que en esos momentos para marcar el segundo por medio de Henry.

FICHA TÉCNICA

3. Barcelona: Váldes; Puyol, Márquez (Piqué, min.52), Chygrysnkiy, Maxwell; Xavi, Keita, Touré Yaya; Jeffrén (Messi, min.52), Ibrahimovic y Henry (Bojan, min.74).

1. Xerez: Renán; Francis, Gioda, Aythami (Carlos Calvo, min.46), Casado; Sidi Keita (Moreno, min.63), Víctor Sánchez; Armenteros (Alustiza, min.79), David Prieto, Orellana; y Mario Bermejo.

Goles: 1-0, min.14: Jeffrén. 2-0, min.24: Henry. 2-1, min.25: Mario Bermejo. 3-1, min.56: Ibrahimovic.

Árbitro: César Múñiz, del comité asturiano. Mostró cartulina amarilla a Aythami (min.17), Víctor Sánchez (min.27), Casado (min.68), Orellana (min.72), Bojan (min.79), Renán (min.82), Bermejo (min.83), Moreno (min.88) y Gioda (min.90) Expulsó con roja directa a Alustiza (min.90) y Orellana (min.90 ).

Incidencias: partido correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de la Liga, disputado en el Camp Nou ante 82.456 espectadores, según datos facilitados por la organización. Se guardó un minutos de silencio en memoria del que fue durante dos décadas presidente del COI, Juan Antonio Samarach.

EL XEREZ PERDONÓ LA VIDA A LOS DE GUARDIOLA

Con el 2-0 en contra, el Xerez recordó que se estaba jugando buena parte de sus opciones de seguir en Primera, y fue ahí cuando se decidió a intentar hacer daño al Barcelona. Fue Mario Bermejo el que, gracias a un certero derechazo que se coló por la escuadra de la portería de Valdés, el que puso el 2-1 en el marcador. Pero el ariete del equipo jerezano tuvo la inestimable ayuda de Chygrynskiy, a quien le dio por no cubrir a nadie, y de Márquez, que lo mejor que puede hacer es irse al concurso 'Más que Baile'.

Con el 2-1, el miedo se apoderó no solo de los jugadores del Barcelona, que fueron incapaces de crear una sola ocasión de gol hasta el descanso. Mientras tanto, el Xerez, con tímidas aproximaciones al área riva, hacía que cundiera el nerviosismo en la afición culé, que dedicó algunos pitos a los jugadores, en especial a Ibrahimovic. Se llegó al descanso con los andaluces convencidos de poder empatar, y eso se reflejó en los primeros 10 minutos, en los que tuvieron dos ocasiones clarísimas para poner el empate en el marcador. La primera fue de Orellana quien, tras una clamorosa cantada de Valdés, que le dejó el balón practicamente a sus pies, no supo batir al portero blaugrana. Y la segunda fue de Mario Bermejo, quien falló de cabeza lo infallable desde la frontal del área pequeña.

La colonia de Guardiola ya empezaba a apestar, y por ello decidió dar entrada a su particular ángel de la guarda, Lionel Messi. Con el argentino en el campo, el Barcelona pareció despertar de su letargo. E Ibrahimovic, que ya estaba siendo abucheado por el Campo Nuevo, firmó el 3-1 en el marcador (eso sí, haciendo falta previa a su marcador). José Mourinho respira tranquilo en Milán. Y es que se ha hecho a la idea de que no le va a hacer falta mucho más de lo que hizo el pasado martes en el Giuseppe Meazza para dejar a los culés sin su ansiada final en el Bernabéu.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información