Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una vez más, sin ayudas el Barcelona no estaría líder

  • Los culés, primeros a una jornada para el final gracias a los árbitros
Vea las pruebas de los favores arbitrales que han puesto líder al Barça dentro
Defensa Central Defensa Central

Después de la disputa de la penúltima jornada de Liga, el Barcelona se mantiene líder a un punto del Real Madrid. Y si se ha llegado hasta esta tesitura en la competición es evidentemente por la calidad del conjunto de Guardiola, pero también por las ayudas arbitrales que han recibido los culés también esta temporada.

ImagenNadie duda de las aptitudes de la plantilla del Barcelona, pero después de lo visto en los últimos años, sería absurdo no reconocer tampoco que el conjunto catalán ha recibido ayudas arbitrales en momentos puntuales de la temporada. Hace tres temporadas por ejemplo ya le validaron a Messi un gol con la mano ante el Espanyol en la penúltima jornada que a punto estuvo de costarle el título al Madrid de Capello. Y el año pasado fue descaradísimo el trato de favor recibido en la Liga e incluso en la Champions League, donde en las semifinales no le pitaron hasta seis penaltis a favor del Chelsea. Sin embargo, aunque pudiera parecer que esta temporada el 'Villarato ' había levantado el pie del acelerador, si se hace un simple repaso por encima, serían muchos los puntos que el Barcelona se habría dejado por el camino de no ser por las constantes ayudas arbitrales.

La más flagrante por ser en un momento decisivo de la temporada fue la del sábado en el Sánchez Pizjuán. Con 2-3 en el marcador, Piqué empuja descaradamente a Kanouté dentro del área, pero Undiano Mallenco se negó a sancionar al Barcelona con un penalti que podría haber llevado el empate al marcador y, a la postre, el liderato hacia la capital española. Sin embargo, no es la única ni mucho menos.

Sin ir más lejos, en la jornada 35 de Liga, con el Barcelona jugándose el liderato ante el Villarreal, Teixeira Vitienes mostró la segunda tarjeta amarilla a Busquets por perder tiempo cuando iba a ser sustituido, sin embargo el trencilla se dio cuenta de que debía expulsar al centrocampista culé y decidió otorgarle la tarjeta a Llorente, que pasaba por allí. El Barcelona ganó 1-4, pero pudo hacer que un jugador entrara en el lugar del 'expulsado' Busquets, y que el canterano pudiera jugar a la jornada siguiente contra el Tenerife (4-1). Así se las gasta el Barcelona.

 

Y sólo una jornada antes, cuando el Xerez visitó al Barcelona en el Camp Nou, Muñiz Fernández también se encargó de ponerle la alfombra roja al cuadro culé. Ganaron 3-1, pero hubo más de una jugada polémica. Como por ejemplo, la del primer gol donde Jeffren parece que lleva el balón con la mano desde el suelo, o en el de Ibrahimovic, que viene precedido de una falta del sueco a David Prieto antes de recibir el pase de Touré. Así pues, otros dos puntitos más para la hucha que no debían haber entrado.

 

En la jornada 32, en la que el Barcelona ganó por 3-0 al Deportivo de La Coruña, el colegiado Paradas Romero validó el tercer gol a pesar de que Touré se había ayudado con la mano, aunque no influyera en el resultado final. Pero donde sí que pudo influir fue en la jornada previa, donde Mejuto González anuló un gol a Raúl en el 'Clásico' muy riguroso por manos previas de Benzema. El conjunto de Guardiola ganó por 0-2, pero con casi diez minutos aún por jugarse, nadie puede asegurar que el Real Madrid no hubiera echado el resto en busca de un empate.

 

Apenas una jornada antes del 'Clásico', hubo un jugador que también salió beneficiado de las ayudas arbitrales, y fue de nuevo Touré Yaya. El centrocampista culé propinó un cabezazo a Javi Martínez de esos que indignan a la profesión. Mateu Lahoz estaba al lado, pero claro, fue incapaz de expulsar al culé en un Camp Nou hasta la bandera y con el Bernabéu como siguiente parada para los de Guardiola. El Barcelona ganó 4-1 aquella tarde.

 

Todo esto ha sucedido sólo en las últimas diez jornadas disputadas del campeonato. Diez jornadas que indudablemente han resultado claves para que el Barcelona llegue con un punto de ventaja frente al Real Madrid. Pero es que en las treinta jornadas anteriores hubo más favores arbitrales hacia los culés. Como por ejemplo en la jornada 24, cuando el Málaga visitó el Camp Nou para marcharse con las manos vacías (2-1). Y lo hizo por culpa de Rubinos Pérez, que escamoteó al conjunto malacitano dos penalties. Uno por manos de Álves y otro de Maxwell. Pero por si fuera poco, el gol que marcó Messi a sólo seis minutos del final venía precedido de un fuera de juego del argentino. En el pase de Xavi a Álves, la Pulga estaba en fuera de juego posicional, el árbitro dejó continuar la jugada y el '10' culé se benefició de esa posición adelantada, con lo que debía haber sido anulado.

 

Imagen

En la jornada 20 llegó una de las jugadas más polémicas del año, y que sirvió para que todos los culés perdieran definitivamente el raciocinio al intentar defender que la posición de Pedro era legal en la jugada del gol que le dio la victoria al Barcelona en El Molinón (0-1). Venía precedido de una falta mal sacada por el Barcelona, pero sería el único gol de la tarde, el famoso de las líneas del fuera de juego, y el tanto que valió nada menos que tres puntos que nunca debieron subir al casillero. Por cierto, que Paradas Romero decidió no expulsar a Messi a pesar de haber realizado una entrada brutal.

 

 

Cuatro jornadas antes, y de nuevo ante el Villarreal, el Barcelona salió nuevamente beneficiado. Fue esta vez González Vázquez la mano ejecutora del 'Villarato', que obvió dos penalties clarísimos de Puyol y de Álves que hubieran podido dar la vuelta al marcador final (1-1). El vídeo no deja lugar a la imaginación, pero claro, el Camp Nou pesa mucho en las decisiones arbitrales. Total, otros tres puntos más sumados de forma ilegal.

 

Por si todo esto no hubiera sido suficiente, ante el Espanyol en la jornada 14 hubo otro de los favores arbitrales más descarados de toda la temporada. Un penalti inexistente sobre Xavi que Iturralde González no dudó en pitar para ayudar a 'su' Barcelona. El gol de Ibrahimovic fue definitivo, pues el partido terminó 1-0 a favor de los culés, con lo que otros dos nuevos puntos más son contabilizados en la lista negra del Barcelona.

 

Y para terminar (aunque no por ello tiene que ser el último de esta lista), el favor arbitral que más pudo cambiar la historia de la Liga: el penalti de Piqué a Cristiano Ronaldo no pitado en el 'Clasico' de la primera vuelta (minuto 02:53 del vídeo). El defensa culé derribó claramente al delantero merengue, pero Undiano Mallenco -el mismo que no pitó el penalti de Piqué sobre Kanouté la pasada jornada- decidió no pitarlo. Nadie podrá discutir que un empate o una victoria merengue en aquel partido contra el Barcelona hubiera podido cambiar el sino de la competición. Y al igual que nadie podrá discutir nunca la calidad de este Barcelona, tampoco es debatible que sin esos 12 ó 14 puntos logrados gracias a errores arbitrales, el líder de esta Liga sería otro bien distinto.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información