Ir a versión clásica Ir a versión móvil

No podían terminar la Liga sin reclamar una última vez

  • No aceptan ni una sanción de primeras
No aceptan sanciones de primeras
I.L. /  Europa Press I.L. / Europa Press

El FC Barcelona ha presentado este mediodía alegaciones a la tarjeta amarilla que el árbitro Alberto Undiano enseñó al centrocampista Xavi Hernández en el último partido de Liga jugado contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, que acabó con victoria blaugrana (2-3).

Dicha tarjeta acarrea suspensión, por lo que Xavi no podría estar en el último y decisivo partido de Liga, que se jugará este domingo ante el Valladolid en el Camp Nou.

A los 72 minutos de juego el árbitro navarro amonestó al de Terrassa por protestar, después de que el Sevilla consiguiera el 2-3 cuando Luis Fabiano aprovechó un regalo de los blaugrana. Esta misma tarde se reúne el Comité de Competición del ente federativo y deberá resolver, entre otros, la reclamación del FC Barcelona. De no prosperar, el club blaugrana recurriría ante el Comité de Apelación.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información