Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un constante quiero y no puedo

  • Repasa la trayectoria de la Selección Española en los Mundiales
Repasa la trayectoria de la Selección Española en los Mundiales
Agencias - DC Agencias - DC

Los Mundiales siguen siendo una de las grandes asignaturas pendientes de la selección española, siempre formada por muy buenos jugadores que rinden en sus clubes que dominan en las competiciones europeas y en cuyo currículum sólo destaca el cuarto puesto de Brasil en 1950.

Y es que la cita brasileña dejó la mejor actuación del combinado nacional, probablemente con la actuación en México en 1986, donde la lotería de los penaltis impidió a España firmar un gran torneo, mucho mejor que el del famoso gol de Zarra, puesto que el número de participantes era mayor. Sin embargo, la historia mundialista de la selección nacional está marcada por su discreción hasta el torneo mexicano y, a partir de ahí, parece que el mal fario persiguió por unas causas y otras a los internacionales españoles, que esperan que su condición de campeones de Europa les sirva para llegar lejos en Sudáfrica.  

España faltó al debú en Uruguay en 1930, pero cuatro años después con hombres como Zamora, Ciriaco o Quincoces se ganó a una Brasil desmejorada (3-1) y se forzó a la anfitriona Italia a un partido de desempate, tras un polémico empate a uno y con mucha presión ambiental. Al final, Giuseppe Meazza dejó fuera a los españoles. La Guerra Civil impidió a España estar en Francia 1938 y la Segunda Guerra Mundial alargó a 16 años su ausencia en un Mundial.

BRASIL '50: LA MEJOR PARTICIPACIÓN DE ESPAÑA EN UN MUNDIAL

Sin embargo, el regreso no pudo ser el mejor y con piezas claves como Ramallets, Igoa, Zarra, Basora y Molowny, los hombres dirigidos por Guillermo Eizaguirre brillaron en Brasil'50 con con victorias ante Estados Unidos (3-1) y Chile (2-1) y el histórico gol de Zarra a la 'Pérfida Albión', que dio el pase a la lucha por los mejores puestos. Sin embargo, ahí se acabó la buena racha. Pese a empatar (2-2) con Uruguay, posteriormente autora del 'Maracanazo' y que sólo cedió este punto en todo el torneo, se cayó contundentemente ante Brasil (6-1) y Suecia (3-1) para acabar cuartos.

Un 'bambino' italiano y una moneda empezaron a demostrar la mala suerte española en los Mundiales. No se acudió por esta causa a Suiza'54 y no se logró la clasificación para Suecia'58. De este modo, Chile'62 fue la siguiente oportunidad. El primer golpe fue la lesión de Alfredo Di Stéfano y sin la 'Saeta Rubia' el equipo, entrenado por el dúo Pablo Hernández y el mítico Helenio Herrera, quedó mermado sacando únicamente el triunfo ante México (1-0) y cayendo ante Checoslovaquia (0-1) y Brasil (2-1). Mal resultado para un combinado donde estaban jugadores de la talla de Gento, Puskas, Del Sol, Luis Suárez o Joaquín Peiró.

En 1964, España logró su primera Eurocopa, y se consiguió clasificarse para dos Mundiales consecutivos, pero ni el título continental provocó que en Inglaterra'66 se mejorase finalizando décimos tras quedar encuadrados en un complicado grupo con Argentina y Alemania, contra los que se perdió ajustadamente por 2-1, y con Suiza, a la que se ganó por idéntico resultado. Sin estar en México'70 ni Alemania'74, España regresó a la elite mundial en Argentina'78, al que se llegó con un milagroso gol del atlético Rubén Cano en un agónico desempate con Yugoslavia, y desde el cual España no ha faltado a ninguna Copa del Mundo. Todo empezó mal con la derrota ante Austria (2-1) y la mala suerte personificada en Julio Cardeñosa y su tremendo fallo a puerta vacía ante Brasil (0-0), que supuso una nueva eliminación pese a la victoria ante Suecia (1-0).

EL PEOR ANFITRIÓN DE LA HISTORIA

Argentina dio paso al Mundial de España, en el que los jugadores nacionales no dieron la talla y firmaron una pobre actuación con un duodécimo puesto, a pesar de estar en un grupo sencillo (Honduras, Yugoslavia e Irlanda del Norte). Sin embargo, sólo se ganó a los balcánicos (2-1) y se perdió con los norirlandeses (0-1) y se empató sorprendentemente en el debut ante la modesta selección centroamericana (1-1). El combinado nacional pasó de fase y el juego mejoró, pero la derrota ante Alemania (1-0) y el empate ante Inglaterra (0-0) acabaron con la aventura mundialista en casa.

Nuevamente, una gran actuación en una Eurocopa, en Francia'84, donde España fue subcampeona, albergó esperanzas para México'86. Esta vez sí se confirmaron las expectativas y ya se demostró desde el principio pese a la derrota ante Brasil (1-0), partido recordado por el 'gol fantasma' de Míchel. Las victorias ante Irlanda del Norte (2-0) y Argelia (3-0) provocaron un cruce hermoso con Dinamarca en Querétaro. Bajo el acierto de Butragueño, los de Miguel Muñoz barrieron a la 'Dinamita Roja' por 5-1, con cuatro tantos del 'Buitre', pero cuando todos soñaban con las semifinales, la lotería de los penaltis sonrió a Bélgica en un partido recordado por el fallo de Eloy ante Pfaff.

Italia'90 supuso una nueva decepción. España acudía con lo mejor de la 'Quinta del Buitre' y el comienzo del 'Dream Team', pero tras pasar a los octavos con ciertos apuros por empatar ante Uruguay (0-0) y vencer a Corea del Sur (3-1) y Bélgica (2-1), el yugoslavo Dragan Stojkovic envió a los de Luis Suárez a casa con dos tantos (2-1).

SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS EN ESTADOS UNIDOS

Con Javier Clemente y un sólido bloque se acudió a Estados Unidos'94, el primer Mundial lejos de Sudamérica y Europa, y aunque se empezó mal al empatar a dos con Corea del Sur, se logró el pase al hacer tablas con Alemania (1-1) y derrotar a Bolivia (3-1). En los octavos, se superó con cierta sencillez a Suiza (3-0) y en la famosa barrera de cuartos, la selección se cruzó con Italia, cayendo eliminada por 2-1 por culpa de un tanto postrero de Roberto Baggio en un polémico encuentro que acabó con el codazo de Tassoti a Luis Enrique y en el que Julio Salinas tuvo en su mano la victoria.

Mucho se esperaba también en Francia'98. La savia nueva la aportaba un joven Raúl dentro de un equipo consolidado, pero todo acabó mal, tal y como se empezó. Derrota ante Nigeria (3-2), empate sin goles ante Paraguay (0-0) e inservible goleada (6-1) ante Bulgaria. Zubizarreta cumplió su cuarto Mundial y se despidió de una selección que no era eliminada en la primera fase desde Argentina'78.

AL GHANDHOUR, ÚLTIMO VERDUGO DE LA SELECCIÓN

En Japón y Corea 2002, España llegaba con la ilusión de conseguir algo importante. Por fin, una gran primera fase con triunfos sobre Eslovenia (3-1), Paraguay (3-1) y Sudáfrica (3-2), donde también se reflejaba un buen juego, pero todo cambió a partir de octavos. Raúl cayó lesionado, y un gran Iker Casillas frenó en la tanda de penaltis a Eire. Después llegaron supuestos enfrentamientos en el vestuario entre el seleccionador y el capitán Fernando Hierro, todo culminado por la eliminación en los cuartos de final ante Corea del Sur, en los penaltis y de modo polémico por el arbitraje del egipcio Gamal Ghandour.

En Alemania 2006, sucedió algo similar. Bajo el mando de Luis Aragonés, España comenzó arrollando a Ucrania y fue bajando el ritmo ante Túnez y Arabia Saudí, teniendo la mala suerte de un cruce con la experta Francia. Los franceses habían firmado hasta entonces un torneo decepcionante y reinaba cierta euforia en el combinado nacional, más cuando David Villa, de penalti, marcó el 1-0. Nada más lejos de la realidad, los 'bleus', comandados por Zidane, remontaron con tantos de Ribéry, Vieira y el propio 'Zizou' para firmar un nuevo fracaso, afortunadamente olvidado dos veranos después con el triunfo, prácticamente con el mismo equipo, en la Eurocopa de 2008.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información