Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Más dudas que buen juego

  • La Selección no acaba de arrancar en los amistosos de preparación al Mundial
La Selección no acaba de arrancar en los amistosos de preparación al Mundial
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Cuando quedan once días de cara al estreno de la Selección Española en el Mundial de Sudáfrica, son cada vez más los escépticos que consideran que el equipo de Del Bosque no está afrontando en las condiciones más óptimas estos amistosos de preparación de cara a Sudáfrica.

Y es que los 'bolos' jugados ante Arabia Saudí y Sudáfrica son considerados por muchos como los peores partidos jugados por la 'Roja' desde que esta se proclamara campeona de la Eurocopa de Austria y Suiza en el verano del 2008. Con dudas en la portería (Casillas y Valdés no han estado especialmente afortunados), en defensa (la selección ha concedido demasiadas ocasiones de gol ante combinados en teoría mucho más débiles que ellos), en el centro del campo (Vicente del Bosque todavía no tiene claro quienes serán los responsables de que carbure el juego de España) y también en la delantera (Torres todavía no tiene fecha de regreso), cierto grado de pesimismo se ha instalado en el entorno de la Selección.

Ante Arabia Saudí el equipo careció de la mordiente y preparación física necesarias para tratarse de un amistoso preparatorio del Mundial. A pesar de que Del Bosque optó por alinear a todos los titulares, el equipo no solo no fue capaz de desplegar su mejor fútbol, sino que tuvo que reponerse a un resultado adverso hasta en dos ocasiones ante una selección que, después de cuatro Mundiales consecutivos, no ha conseguido clasificarse para disputar esta edición.

Las mismas malas sensaciones se dieron ante Corea del Sur. Con una alineación compuesta por los teóricos suplentes, sólo con la salida de Xavi y Villa se revitalizó el juego del equipo español, aunque el protagonista absoluto del choque fue Jesús Navas, que con un disparo impecable desde fuera del área firmó el que a la postre supuso el gol de la victoria del conjunto entrenado por Del Bosque.

Las dudas están ahí, y no son moco de pavo: ¿nos hemos confiado en exceso de cara a preparar este Mundial?, ¿hemos vuelto a pecar de arrogantes y prepotentes como en anteriores ediciones, en las que creíamos que ibamos a comernos el mundo? Sea como fuere, aún hay tiempo de reacción y, lo más importante de todo, este equipo se ha ganado un margen de confianza tras el gran éxito de la pasada Eurocopa.

 

 

 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información