Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Villarato también juega en Segunda B

  • El arbitraje favoreció el domingo al Barça Atletic en su partido por el ascenso
El arbitraje favoreció el domingo al Barça Atletic en su partido por el ascenso
I.L. I.L.

Hay cosas que no cambian en el fútbol nacional, sea en la máxima división o en inferiores. Una de ellas es la ayuda arbitral que recibe el Barcelona en todas sus categorías, lo cual se pudo ver una vez más en el encuentro jugado este domingo por su primer filial.

Los culés se encuentran inmersos en estos momentos en la última eliminatoria por el ascenso a Segunda División B en un choque que les mide al Sant Andreu. Así, el partido de ida disputado en el Mini Estadi transcurría este domingo con normalidad hasta que, en el minuto 87 de encuentro, el Barcelona Atlétic encontró la ayuda que llevaba todo el partido esperando. Y es que el colegiado canario Ramos Rodríguez señaló un polémico penalti en el área del equipo visitante.

Al final, fue el delantero Jonathan el encargado de transformar la pena máxima y de dar ventaja a los culés en esta trascendental ronda por el ascenso. De esta forma, los pupilos de Luis Enrique salieron satisfechos del duelo, mientras el Sant Andreu clamaba por lo que consideran un trato injusto de los colegiados a lo largo de toda la temporada. Aun así, el partido de vuelta en el Narcís Sala dictará sentencia para ambos, si bien parece claro que el villarato también tiene la intención de ver al Barcelona con su filial en la Segunda División.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información