Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Au revoir Nicolás

  • Sus insultos a Domenech provocan la decisión de la Federación Francesa de Fútbol
Expulsado de la concentración
Bela Cabrera - EP Bela Cabrera - EP

El delantero francés Nicolas Anelka finalmente ha sido expulsado de la concentración de la selección gala en el Mundial de Sudáfrica, después de que la Federación Francesa de Fútbol (FFF) haya confirmado que el ariete insultó gravemente a Raymond Domenech, en el descanso del partido entre Francia y México del pasado jueves.

 

El diario 'L'Equipe' se hizo eco de la discusión entre el técnico y el jugador tras los primeros 45 minutos del encuentro. El seleccionador 'bleu' demandó al jugador del Chelsea con firmeza, pero con educación, que no estaba guardando bien su posición.

Anelka respondió al técnico y éste le amenazó con sustituirle, lo que provocó que el atacante le insultase duramente: "Vete a tomar por el.... sucio hijo de....". "De acuerdo, tú sales", se limitó a comentar Domenech, que reemplazó al jugador por André-Pierre Gignac.

La reacción de la Federación Francesa no se hizo esperar y, tras confirmar que los hechos se produjeron en los términos relatados por el periódico, ha decidido enviar al delantero a su país. "Si las palabras que hemos escuchado han sido las utilizadas, él no tiene nada que hacer ya en el Mundial", señaló en un primer momento Christian Teinturier, vicepresidente de la FFF, a la radio 'France Info'.

"Si esas palabras exactas fueron pronunciadas, no puedo entender que hacía ayer viernes en el entrenamiento. Debería haber sido expulsado o haberse disculpado. no puede entrenar con la camiseta de Francia, no es normal, no puedes hacer eso", añadió.

Posteriormente, otro de los vicepresidentes del organismo, Noel Le Graet, confirmó la expulsión a 'RTL'. "La decisión de expulsarle de la concentración ha sido tomada", indicó.

El jugador del Chelsea ya no estuvo hoy en la sesión de entrenamiento de los galos pero no se habían dado explicaciones sobre su ausencia. El capitán del equipo, Patrice Evra, será quien se dirija a los medios de comunicación mediante una rueda de prensa para explicar lo sucedido, después de una reunión de todos los jugadores con el presidente de la Federación, Jean-Pierre Escalettes.

Las reacciones al enfrentamiento entre el ariete y el entrenador llegaron hasta la ministra francesa de Deportes, Roselyne Bachelot, que condenó lo sucedido y señaló que "la alta presión que pesa sobre los jugadores no justifica ningún tipo de tropiezo".

"Los jugadores deben tener en cuenta que están representando los colores de Francia y son considerados como modelos a seguir por muchos jóvenes. Esto les obliga a actuar con moderación y dignidad", agregó en un comunicado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información