Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Chile lanza un aviso a España

  • Chile 1 - 0 Suiza
Chile 1 - 0 Suiza
Agencias - DC Agencias - DC

La selección de Chile logró una agónica, aunque merecida, victoria por la mínima ante la correosa Suiza, que estuvo cerca de sacar partido a su fútbol rácano y que, pese a la derrota, mantiene aspiraciones de estar en octavos de final.

Los helvéticos, pese a jugar una hora con uno menos, ahogaron y frenaron la superioridad chilena con la disciplina férrea impuesta por el alemán por Ottmar Hitzfeld y estuvieron incluso cerca de arañar algún punto. Chile, con Humberto Suazo como estilete, salió con más ambición, ya que Suiza no mudó en exceso su actitud con respecto al partido de España, salvo por la entrada de los entonces lesionados Alexander Frei y Behrami y la salida de Derdiyok y Barnetta, aunque los dos primeros no terminaron ni la primera parte.

Aunque sólo con disparos lejanos, Chile merodeó con más peligro la portería de Benaglio, pero el partido cambió de forma radical a la media hora, ya que el árbitro saudí Khalil Al Ghamdi, que desde el primer minuto se había mostrado tarjetero, expulsó a Behrami, por un manotazo, y dejó a los suizos muy 'tocados'. Con uno menos, Suiza se pertrechó atrás y el equipo de Marcelo Bielsa se hizo con el control del encuentro y tuvo la mejor ocasión en el 40, cuando Alexis Sánchez recibió un balón desde la banda izquierda, lo bajó con el pecho, y controló, pero disparó a las manos de Benaglio.

Ottmar Hitzfeld apostó por dar entrada a Barnetta --más batallador que Frei, quién salía de una lesión-- y el equipo helvético logró marcharse al vestuario con la portería a cero y sin mucho sufrimiento antes de aprovechar el descanso para aclarar su táctica.

MARK GONZÁLEZ ACABA CON LA RESISTENCIA SUIZA.

En la segunda parte, la superioridad de la 'Roja' fue ya abrumadora, con ocasiones mucho más claras, como la de Alexis Sánchez, que disparó a bocajarro y obligó a lucirse Benaglio, o Mark González y Medel, que remataron fuera de cabeza tras quitarse el balón entre ambos. Chile, con una buena labor del centro del campo, acosó la portería rival, pero el tanto se resistía, aunque que, por fin, Mark González, en el 75, logró quebrar la solidez de la zaga helvética. Paredes, en posible fuera de juego, recibió en el área, regateó a Benaglio y la puso para que el ex bético rematara a puerta vacía.

Los de Marcelo Bielsa merecieron más, sobre todo si Paredes hubiese tenido más acierto, pero incluso estuvieron a un paso de encajar un empate en el descuento. Derdiyok remató fuera en la mejor ocasión del equipo suizo, que pudo haber hecho triunfar el fútbol defensivo como sucedió ante los de Vicente Del Bosque.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información