Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Ésta es mi España!

  • España se quitó la presión de la derrota ante Suiza y resolvió con soltura ante Honduras (2-0). Villa marcó dos goles aunque falló un penalti. El partido del viernes ante Chile será decisivo.
España 2-0 Honduras
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

La selección española salió airosa del match ball que tenía en contra y derrotó con claridad a Honduras (2-0). Villa, autor de dos goles, fue el mejor del partido a pesar de que falló un penalti que le hubiera servido para lograr un hat-trick. Los de Del Bosque pudieron marcar más goles pero la puntería les privó de haber logrado una goleada de escándalo.

No había precipicio posible para la España de Del Bosque. Tras lo sucedido ante Suiza, Honduras se presentaba como el rival propicio para acabar con el plomizo ánimo de los pesimistas que ya mandaban a los españoles a su casa. Del Bosque movió dos piezas de su engranaje, dando entrada a Navas y a Torres en detrimento de Iniesta y Silva. Más juego por banda y remate que control y posesión.

La entrada de Torres en el equipo desplazó a la banda izquierda a Villa. El asturiano se convirtió en la principal referencia ofensiva de los nuestros. A pesar de no ser su posición natural, el guaje se inventó una serie de regates y desbordes que recordaron la mejor versión de los últimos tiempos en un regateador español. De uno de esos desbordes salió el primer tanto español. En una mezcla de calidad y fuerza, Villa se internó en el área y, prácticamente, sobre el suelo acertó a meter la pierna para introducir la pelota en la red de Honduras. La roja desvirgaba su cuenta goleadora en el Mundial y se quitaba un gran peso de encima. El pensamiento se marchaba a buscar más goles.

Ficha técnica:

España: Casillas; Ramos (Arbeloa 76’), Piqué, Puyol, Capdevila; Busquets, Xabi Alonso, Xavi (Cesc 66’), Navas; Villa y Torres (Mata 69’).

Honduras: Valladares; Izaguirre, Figueroa, Chávez, Mendoza; Wilson Palacios, Turcios (Nuñez 62’), Guevara; Martínez, Espinoza (Welcome 45’) y Suazo (Jerry Palacios 84').

Goles: 1-0 Villa (17’), 2-0 Villa (51’)

Árbitro: Yuichi Nishimura (JAP). Amonestó a Turcios (min.8) e Izaguirre (min.38) por parte de Honduras..

Estadio: Ellis Park Stadium. Gran entrada.

Las ocasiones de los nuestros no se hicieron esperar. Especialmente desacertado se mostró Fernando Torres, que tuvo dos acciones muy claras para haber aumentado la distancia entre ambos países. Primero, un mal cabezazo a centro de Ramos y, posteriormente, tras zafarse de la defensa en la enésima buena presión del centro del campo español, envió el jabulani al graderío del estadio.

Ocasiones por doquier...sin mucha puntería

Si Torres representaba la falta de puntería de los españoles, Villa ponía el contrapeso con su efectividad. Apenas siete minutos después del descanso, el asturiano tiró de colocación y, también de cierta fortuna, para encontrarse en la frontal del área una dejada de Navas y depositar, previo toque en un zaguero hondureño, la pelota por segunda ocasión en las redes de Valladares. Olía a sentencia y se olfateaba la tan necesaria goleada. Y eso que el asturiano malogró poco después un penalti que Izaguirre cometió tontamente sobre Navas. Intentó ajustar el balón tanto al palo derecho que sólo un soplido lo alejó de la red. Fábregas se apuntó a la fiesta de los 'uyss' y también tuvo su opción nada más recibir la alternativa de Xavi pero, tras driblar al portero y tumbarle, se encontró con la pierna salvadora de un zaguero hondureño que evitó bajo la línea el amago de goleada.

Con el paso de los minutos, la roja se fue relajando. La tensión acumulada en los últimos días desapareció y, sin bordar el arte del juego, alguna que otra ocasión siguió cayendo aunque sin el hambre de los minutos precedentes. Los de Del Bosque bajaron su tono físico, ya que en apenas tres días les espera otro partido importante ante Chile. Ese será el primero de los de verdad. En el que habrá que recuperar la efectividad total. El que lleve a España al primer puesto de su grupo, lugar que nunca debió abandonar, y que esperará mantener de aquí al once de julio. De momento, aunque con matices, la roja volvió a parecerse a lo que es, un equipo campeón.  

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información