Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Uruguay quiere acercarse más a su tercer Mundial

  • Los charrúas son claros favoritos ante la ilusión de los coreanos
Uruguay-Corea del Sur (16:00)
Jaime de Carlos - EP Jaime de Carlos - EP

La selección uruguaya, guiada por Diego Forlán, aspira a reverdecer viejos laureles y clasificarse el sábado (16.00 horas) para los cuartos de final en un Mundial por primera vez en cuatro décadas, aunque para lograrlo deberá superar a un equipo peligroso e imprevisible como Corea del Sur.

La selección sudamericana vivió tiempos de gloria con los dos Mundiales que conquistó hace 60 y 80 años, respectivamente, pero hace cuatro décadas que el color celeste de su camiseta no tiñe unos cuartos de final mundialistas. La Brasil imparable de Pele fue su verdugo en la semifinales de México'70.

Cuarenta años más tarde, la solvencia defensiva y un ataque liderado por Diego Forlán, permiten a los uruguayos soñar con un retorno al éxito. El equipo de Óscar Tábarez, uno de los tres equipos que aún no ha recibido un gol en este Mundial, superó a Sudáfrica y México tras su empate inicial con Francia, completando una fase de grupos intachable.

El técnico sudamericano volverá a confiar sus opciones de ataque al tridente que inicia Forlán en su novedosa posición de mediapunta y que completan Edinson Cavani y Luis Suárez, acostumbrados a golear en las ligas italiana y holandesa. En defensa, Tabárez podría dar entrada al central del Villarreal Diego Godín en detrimento de Mauricio Victorino.

Corea busca repetir las semifinales de hace ocho años

FICHA TÉCNICA:

URUGUAY: Muslera; Lugano, Godín, Fucile; Maximiliano Pereira, Diego Pérez, Arévalo, Álvaro Pereira; Forlán, Suárez y Cavani.

COREA DEL SUR: Jung Sung-ryong; Kim Dong-jin, Cho Yong-hyung, Lee Jung-soo, Lee Young-pyo; Lee Chung-yong, Ki Sung-yong, Kim Jung-woo, Park Ji-sung; Yeom Ki-hun y Park Chu-young.

ÁRBITRO: Wolfang Stark (ALE).

ESTADIO: Nelson Mandela Stadium.

HORA: 16:00/Canal Liga.

El encuentro también será muy especial para Corea del Sur, que jugará su primera ronda eliminatoria en un Mundial disputado fuera de su país. El combinado asiático, semifinalista ante su público en 2002, jugaron hábilmente la baza de la modestia en los tres primeros partidos, pero su entrenador Huh Jung-moo ya encara "objetivos más importantes" tras superar la primera fase.

Victoria contra Grecia, derrota con Argentina y empate agónico ante Nigeria fueron los resultados coreanos para sellar una clasificación agónica. Si Uruguay basa su eficacia en la defensa, los seis goles encajados en los dos últimos partidos llevan la intranquilidad al bando asiático.

La experiencia de Park Ji-sung, acostumbrado a disputar encuentros de máximo nivel con el Manchester United, se perfila como el mejor arma de Corea, que nunca ha ganado a los uruguayos en sus cinco duelos precedentes, saldados con cuatro derrotas y un empate. El ganador verá allanado el camino hacia semifinales, ya que la otra plaza en cuartos será para Ghana o Estados Unidos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información