Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Goleada a mano armada

  • Con 2-1, el colegiado no dio por válido un tanto de Lampard, tras el balón haber cruzado la línea de gol
Alemania 4 - 1 Inglaterra
Bela Cabrera - EP Bela Cabrera - EP

La selección de Alemania se clasificó para cuartos de final tras derrotar con facilidad (4-1) a Inglaterra con lo que los jugadores de Joachim Loew se medirán a Argentina o México, según lo que suceda en el duelo de octavos de esta noche.

Alemania se impuso a los ingleses en el que el conjunto teutón fue netamente superior al británico. Si bien en el tramo final de la segunda parte los de Capello recortaron el 2-0 inicial de Alemania, en la segunda mitad, el combinado centroeuropeo fulminó a la selección isleña a la contra y solucionó el choque a falta de veinte minutos gracias a un doblete de Mueller.

En las primero 45 minutos y tras los habituales minutos de tanteo la selección alemana abrió el fuego a los cinco minutos. Balón largo a la espalda de la defensa británica que controla Ozil que se planta sólo ante James y estrella la pelota en las piernas del guardameta del Portsmouth.

Pasado el cuarto de hora los alemanes confirmaron sus amenazas iniciales adelantándose en una jugada a priori intrascendente. Saque de puerta de Neuer que manda la pelota a la frontal, Terry comete un grave error al medir mal el salto y verse superado por el balón. Este fallo del central del Chelsea lo aprovechó Klose para forcejear con Upson en el área y superar por bajo a James metiendo la punta de la bota ante la tardía salida del meta británico.

La profundidad que le faltaba a Inglaterra la demostró Mueller que a la media hora de encuentro cedía en profundidad para que Klose fallara en el mano a mano que resolvió bien James. Acto seguido Defoe remataba al larguero aunque en posición de claro fuera de juego.

Pasada la media hora de partido el equipo de Joachim Loew volvía a golpear con contundencia. Gran combinación entre Klose y Muller en medio campo, el segundo cede para Podolski que plantaba sólo dentro del área aunque escorado a la izquierda y marcaba el segundo con un disparo raso ante la inútil salida de James.

A partir de este segundo tanto el partido se rompió y los siguientes minutos fueron de autentico frenesí. Sólo dos minutos después del segundo tanto alemán Lampard desperdiciaba un gran centro de Milner desde la derecha estrellando en boca de gol el balón en el cuerpo de Neuer. En la siguiente jugada Alemania respondía por medio de Klose que se revolvió en el área pequeña tras un corner disparando a las manos del portero inglés, que protagonizó una buena intervención.

FICHA TÉCNICA.

ALEMANIA  4: Neuer; Philipp Lahm, Friedrich, Mertesacker, Jerome Boateng, Mueller(Trochosky min.72), Sami Khedira, Bastian Schweinsteiger, Lukas Podolski, Ozil (Kiessling min.82), Klose (Gomez min.72).

INGLATERRA 1: James; Glen Johnson (Wright Phillips min.87), Upson, Terry, Ashley Cole; Milner ( Joe Cole min.64), Gerrard, Lampard, Gareth Barry; Jermain Defoe (Heskey min.71), Wayne Rooney

GOLES:

1-0 min. 20, Klose; 2-0 min. 32, Podolski; 2-1 min. 37, Upson; 3-1 min. 67, Mueller; 4-1 min. 70, Mueller.

ÁRBITRO: Jorge Larrionda (URU) amonestó a Fiedrich (min 47) y a Glen Johnson (min.82)

ESTADIO: Free State de Bloemfontein

Continuó el intercambio de golpes y así, Upson acortaba distancias dos minutos después. El central inglés aprovechaba un buen centro de Gerrard desde la derecha para marcar de cabeza ante la calamitosa salida por alto del meta alemán.

Un minuto después la polémica llegaba al encuentro de la mano de Lampard cuya vaselina desde fuera del área tocó en el larguero y aunque el balón botó claramente dentro de la portería ni el árbitro ni el juez de línea apreciaron la validez del tanto.

ALEMANIA NO SE APIADA DE INGLATERRA

La segunda parte comenzó como terminó la primera con dos equipos que buscaban la puerta contraria sin tapujos y con un centro del campo que era una alfombra roja por la que ambos cuadros circulaban sin oposición llegando de área a área de forma constante.

Con este panorama la primera ocasión no tardó en llegar y a los cinco minutos de la reanudación Lampard estrellaba en el larguero una falta lejana.

Los de Joachim Loew respondieron con dureza a Inglaterra y cinco minutos más tarde sentenciarían con una contra conducida por Swcheinsteiger que se plantaba sólo en la frontal para ceder a Mueller que fusilaba a James.

La sentencia del encuentro no tardó en llegar y dos minutos después una nueva contra alemana, esta vez conducida por Ozil, terminaría definitivamente con las esperanzas británicas. El jugador germano-turco se marchó de Terry por la banda izquierda, entró en el área y cedió para que de nuevo Mueller consiguiera el cuarto tanto a puerta vacía.

Tras este mazazo el partido quedó visto para sentencia y los veinte minutos restantes sólo sirvieron para alargar la agonía del conjunto inglés, que se marcha de un Mundial al que llegó como favorita y del que se marcha vapuleada por una Alemania tremendamente superior.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información