Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A los cuartos de final de ocho en ocho

  • Una curiosa estadística adorna a la selección española en los mundiales
Una curiosa estadística adorna a la selección española en los mundiales
Jaime de Carlos - EP Jaime de Carlos - EP

La selección española logró clasificarse para los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica tras derrotar por 1-0 al combinado de Portugal y cumplió con las estadísticas que demuestran que desde México'86, la 'Roja' siempre disputa los cuartos de final cada ocho años.

En la cita posterior a España'82, el combinado español llegó a los cuartos de final, pero Bélgica le privó del pase a semifinales en los penaltis. Los españoles vieron como el sueño de estar entre los cuatro mejores equipos del Mundo se les esfumaba, tras el error de Eloy Olalla desde los 11 metros, y sobre todo por la gran actuación de Jean Marie Pfaff, que se convirtió en el héroe del partido.

España no sólo no pudo alcanzar las semifinales en Italia 90, sino que no fue siquiera capaz de llegar a lo cuartos. La ya extinta Yugoslavia fue la encargada de mandar de vuelta a casa al combinado dirigido por Luis Suárez. La 'Roja' volvió a caer en los últimos minutos. Esta vez un gol de Stojkovic, que hizo 'doblete', en la prórroga truncó las esperanzas españolas.

La llegada de Javier Clemente al banquillo español supuso una revolución en el equipo, ya que el vasco prescindió de Butragueño, Martín Vázquez, Sanchís y Michel para el Mundial de Estados Unidos. A pesar de las críticas que recibió, España llegó a cuartos tras derrotar de manera clara a Suiza en los octavos.

En la siguiente ronda esperaba Italia. La 'Roja' jugó su mejor partido, pero la mala suerte y, sobre todo, la pésima actuación arbitral privó a España de igualar su mejor actuación en una cita mundialista cuando llegó a semifinales en 1950. Roberto Baggio, con un gol, a pocos segundos del final del encuentro, y el árbitro húngaro Sandor Puhl enviaron a los pupilos de Clemente a casa. Puhl no vio un codazo de Tassotti a Luis Enrique dentro del área, a pesar de que el italiano rompió la nariz al asturiano.

Corea y el arbitraje

Tras la experiencia al otro lado del charco llegó Francia, donde España realizó una de sus peores actuaciones. La 'Roja' no pasó de la fase de grupos, a pesar de haber encuadrada con rivales 'a priori' inferiores como Paraguay, Nigeria y Bulgaria. Tras el fracaso, la 'Roja' fue a Corea y Japón dispuesta a lavar su imagen y lo consiguió a pesar de que Al-Ghandour les privara de estar entre las cuatro mejores selecciones del mundo.

La actuación del árbitro egipcio, que no dio dos goles legales a España, condenaron al combinado nacional a jugarse el pase en la tanda de penaltis. Joaquín erró el lanzamiento decisivo y el equipo de Camacho se fue de tierras asiáticas con un sabor de boca agridulce. Cuatro años después, en Alemania, sin malos arbitrajes, España fue incapaz de pasar a cuartos y perdió ante Francia, que se convirtió en subcampeona ese año.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información