Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A Cruyff le dura poco el cargo

  • Rosell: “Es algo que no existe”
Rosell: “Es algo que no existe”
R.T. / Europa Press R.T. / Europa Press

El holandés Johan Cruyff ha devuelto la insignia que le entregó el pasado mes de abril el entonces presidente Joan Laporta y que le acreditaba como presidente de Honor del club blaugrana, con la intención de no ser "un problema" para la Junta del nuevo presidente, Sandro Rosell, quien se enteró de la decisión por los medios de comunicación.

"Estas cosas, aceptarlas cuesta mucho pero devolverlas es muy poco el trabajo. Si después de la primera reunión de la nueva Junta, soy tan importante para que no salga otra cosa que esto, prefiero no estar en medio, es mejor", ha expresado Cruyff a la salida de las oficinas del club. "No hace falta decir demasiadas cosas, parece ser que soy molestia. Imagino que estoy molestando o lo que sea, por lo tanto lo devuelvo", ha añadido.

Mientras Cruyff, que de querer ser presidente de Honor tendrá que esperar a que lo apruebe la Asamblea de Socios Compromisarios el próximo mes de septiembre, entregaba la insignia, Rosell recibió la noticia en directo en medio de su rueda de prensa. Su primera reacción, atribuirlo a un tema legal ya que ha recordado que la figura de presidente de Honor es "alegal" ya que "no existe".

"El título no lo ha devuelto porque no existe. Me gustaría hablar con él. No me sorprende, yo hubiera hecho lo mismo. Cuando te dan un título que no existe, lo devuelves. Parece absurdo. Supongo que se habrá asesorado con los abogados y le habrán dicho que es verdad que no existe", ha manifestado Rosell.

Preguntado por la posibilidad de que Cruyff no quiera volver al 'cargo', ha espetado: "Si él no quiere tener este cargo que no existía ni tenía, lo que haremos es decir a la Asamblea si quieren la figura de presidente de Honor y si quieren que sea alguien. Si vuelve a aparecer el nombre de Cruyff, se lo propondremos y si le hace ilusión, lo será. Pero igual que él, cualquier otro", ha reiterado.

"Insisto, lo que vamos a hacer es debatirlo en la Asamblea de septiembre y si los socios consideran que hay que cambiar los Estatutos para crear la figura de presidente de Honor, lo haremos. Y si decide que sea Cruyff u otro personaje que sea presidente de Honor, así será. El socio manda", ha aseverado Rosell.

En este sentido, ha vuelto a insistir en que lo que harán a continuación, además de hablar con Cruyff, es someter a la Asamblea un cambio estatutario que contemple la figura de presidente de Honor y, después, poner a debate entre los Compromisarios si Cruyff sería el escogido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información