Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cuando el talante y el talento son uno

  • El seleccionador y ex entrenador madridista Vicente Del Bosque, uno de los triunfadores del Mundial
El seleccionador y ex entrenador madridista, uno de los triunfadores del Mundial
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Apenas queda un día para que acabe el Mundial de Sudáfrica. Apenas quedan horas para saber si finalmente España se proclamará campeona del mundo. Y sin que se dispute la final, ya hay algunas personalidades que pueden ser consideradas triunfadoras de esta cita tan importante. La propia selección española es una, Villa como máximo goleador es otro por ejemplo. Y otro que no ha pasado desapercibido, a pesar de que él lo busque así, es Vicente Del Bosque.

 

El seleccionador nacional, y entrenador del Real Madrid durante la gran parte de su carrera, aterrizó en La Roja en un momento muy dulce por la consecución de la Eurocopa, pero igualmente espinoso por las expectativas creadas. En un principio, el gran público entendió la decisión por ese talante tan propio, esa capacidad para llevar a los grupos con mano izquierda, para que así no se torciera la dinámica ganadora. Sin embargo, como ya hiciera en otras ocasiones, Vicente Del Bosque ha demostrado ser algo más que una cara amable: es un técnico ganador y muy inteligente.

Pedro, Cesc o Llorente, algunos de los 'trucos' del mago Del Bosque

Al propio seleccionador le molesta que su imagen sea sólo la del buen talante, porque también es capaz de enfadarse cuando es necesario. Y a día de hoy, ha quedado más que demostrado que recursos en el césped tampoco le faltan. La última paloma sacada de la chistera en este campeonato del mundo fue la de alinear a Pedro en lugar de Torres en las semifinales ante Alemania. Y es que con su movilidad entre líneas, su velocidad y su regate, el jugador culé volvió loca a la zaga germana. Pero no ha sido la única maniobra que ha dado sus frutos a La Roja y que, a la postre, han permitido que llegase a la final del Mundial.

Del Bosque, manteado por los jugadores del Madrid tras ganar la Champions

En los cuartos ante Paraguay, cuando los sudamericanos más fuertes parecían encerrados en su campo, De Bosque dio entrada a Cesc en la medular en lugar de Torres. Con el del Arsenal sobre el verde, España tuvo mayor posesión del balón si cabe, pero también supo darle más fluidez a la circulación del esférico, algo vital para como se desarrolló el encuentro. Y en los octavos de final ante Portugal, la tecla esta vez no fue Pedro o Cesc, sino Fernando Llorente. El delantero del Athletic salió rondando el minuto sesenta y aportó más dinamismo y más profundidad que Torres en lo que se llevaba de encuentro. Poco después, España marcaba el 1-0 y poco menos que acabó bailando a los hombres de Queiroz.

El seleccionador sumó nada menos que ocho títulos con el Real Madrid, incluyendo dos Champions

Estas decisiones, junto con algunas otras tomadas en la fase de grupos, han terminado por inclinar la balanza del lado de Vicente Del Bosque, que tras la derrota ante Suiza fue duramente criticado, incluso recordándole su pasado madridista. A día de hoy, esas pullas ya han pasado a mejor vida y el seleccionador colecciona halagos desde todos los sectores de comunicación del país, así como de la propia afición española. Y es que no en vano, la mezcla de talante y talento garantiza un buen producto final. Sólo falta que tras esta gran competición, el ex entrenador del Madrid ponga la guinda con ese cetro mundial que completaría un currículum donde figuran nada menos que ocho títulos con el club blanco, entre ellos dos Ligas y dos Ligas de Campeones.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información