Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Johannesburgo se tiñó de rojo y naranja

  • Hermandad entre aficionados
Hermandad entre aficionados
R.T. / Europa Press R.T. / Europa Press

Miles de aficionados españoles vestidos de rojo y holandeses ataviados de naranja lucha este domingo en Johannesburgo para ver quién puede cantar más fuerte, beber más y vestirse de la manera más llamativa para la final de fútbol del Mundial.

Los sudafricanos se unieron a la afable multitud para el partido que se disputa en el estadio Soccer City, donde uno de los dos equipos conseguirá levantar el mayor trofeo del fútbol por primera vez en su historia. Algunos aficionados neutrales que acudieron a ver el partido incluso llevaban bufandas con los emblemas de los dos países.

En la plaza Nelson Mandela, seguidores holandeses con trajes naranjas formaron una banda improvisada para comenzar a cantar canciones tradicionales con instrumentos de viento. Un grupo de aficionados españoles se concentró rápidamente junto a ellos en una escalinata, cantando con todas sus fuerzas: "¡Viva España!".

Los sudafricanos, a pesar de sus vínculos históricos con los antiguos colonizadores holandeses, han preferido apoyar más a la selección española por un tener un estilo futbolístico de pases elaborados tan querido por los aficionados africanos.

Por su parte, los vendedores ambulantes aprovechaban su última oportunidad de vender, con las vuvuzelas volando de sus puestos, al igual que las bufandas, sombreros y el resto de cosas que tuvieran un toque de color rojo o naranja.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información