Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El dinero manda más que Pep en el Barça

  • El técnico culé ha tenido que 'tragar' ante el imperativo económico
El técnico culé ha tenido que 'tragar' ante el imperativo económico
Defensa Central Defensa Central

Durante los dos años de Pep Guardiola al frente del Barcelona, el técnico catalán se ha ganado multitud de admiradores que no han dejado de elogiar su capacidad de liderazgo e incluso han llegado a insinuar que él era el verdadero referente del club.

Sin embargo, un pequeño detalle ocurrido en la gira asiática que los blaugranas están realizando en estas fechas ha demostrado que hasta el intocable Guardiola está al servicio del dinero. Sólo así se explica que el entrenador haya tenido que 'tragar' con una incómoda situación para no plantear problemas a la ya débil economía que tiene el Barcelona. Y es que, según el acuerdo al que llegaron los representantes de la competición coreana K-League, el equipo debía desembolsar 200.000 euros por contrato si Messi no jugaba al menos 30 minutos del amistoso celebrado el pasado miércoles.

El mismo se saldó al final con un 2-5 para el Barcelona, resultado en parte conseguido por el buen hacer del propio argentino. Y es que Pep Guardiola se vio obligado a utilizar a su estrella como reclamo mediático, de manera que Messi anotó dos goles en el poco más del cuarto de hora que estuvo en el campo. Por tanto, no llegó a la media hora que se había comentado, pero sí saltó al terreno de juego en respuesta a la presión generada por el contrato firmado con los promotores de la liga coreana.

En consecuencia, Guardiola se vio obligado a poner en riesgo a su jugador, impulsado por una amenaza económica planteada por sus rivales en el reciente amistoso. El propio técnico blaugrana había comentado en la previa del partido que el menudo mediapunta no estaba en condiciones de disputar ni un minuto, mientras que en la rueda de prensa tras el encuentro señaló que "yo tengo que pensar en mis jugadores, pero con un entrenamiento no se puede jugar más de 10 ó 15 minutos". Así, Pep cambió de discurso en apenas 24 horas y lo hizo poniendo en un segundo plano la salud de su gran estrella. El motivo, el dinero, que es el que parece que guía actualmente las decisiones del club catalán.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información