Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Di María e Higuaín se vengaron de Brasil

  • Brasil 0-1 Argentina
Brasil 0-1 Argentina
D.J - Agencias D.J - Agencias

El jugador argentino Lionel Messi ha dado la victoria a la selección albiceleste en el duelo amistoso que ha enfrentado a Brasil y Argentina en Qatar, al marcar el único y decisivo gol en el minuto 90 tras una gran jugada individual.

 

El 'Mesías', que no había destacado en el resto del partido, da con su gol la primera victoria para Argentina en los últimos cinco enfrentamientos directos con Brasil, tras tres derrotas y un empate.

En un partido que partía con los nombres propios de Ronaldinho, que volvía a la selección tras casi dos años, y los de el brasileño Neymar y los argentinos Pastore e Higuaín, que disputaban su primer duelo entre las selecciones más potentes del continente americano, el jugador del Barça volvió a ser definitivo.

FICHA TÉCNICA.

BRASIL: Victor; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, André Santos; Lucas, Ramires (Jucilet, min.85), Elias; Ronaldinho (Douglas, min.72), Neymar (Riveiro, min. 78), Robinho.

ARGENTINA: Romero; Zanetti, Pareja, Burdisso, Heinze; Banega, Mascherano, Pastore (D'Alessandro, min. 69), Messi; Higuaín (Lavezzi, min.48) y Di María.

GOL: 0 - 1. Messi, min. 90.

ÁRBITRO: Abdala Balideh. Amonestó a Mascherano (min.62) por parte de Argentina.

ESTADIO: Khalifa International de Doha.

El conjunto albiceleste sumaba cinco años sin ganar a Brasil, quizá por ello el equipo titular del seleccionador Batista, con Messi como hombre estrella, parecía 'a priori' más serio que el brasileño, plagado de nombres poco conocidos o menos habituales a los cuales Mano Menezes comienza a darles protagonismo.

A pesar de que en el once argentino se reconocían más figuras que en el brasileño, la 'canarinha' llevó el peso del partido durante la primera parte. Ronaldinho y Neymar, inspirados en su juego, crearon las mejores ocasiones junto con el barcelonista Dani Alves, el cual estrelló el balón en el larguero en el minuto 17.

Tras un 'toma y daca', ambas selecciones sufrieron un parón en su juego y en oportunidades, con apenas disparos a puerta, el partido se desarrolló en el centro del campo. Los brasileños confiaron su suerte a la genialidad de Ronaldinho y los argentinos confiaban en el resurgir de Messi.

En la segunda parte, el conjunto albiceleste mostró una mejor cara. Tras un primer acto en el que fueron mayormente dominados, los de Batista plantaron cara y sobretodo se asentaron mejor en defensa para impedir las llegadas de Neymar y Robinho. Ya en los últimos minutos surgió un empuje argentino, quizá con el deseo de cambiar la historia de los últimos años.

Sin embargo, el corazón argentino no parecía ser suficiente, y era Brasil el que seguía gozando de una mayor sensación de peligro, aunque, ausentes de un delantero estrella, no lograban ocasiones claras. En ese momento, el crack argentino Leo Messi, que ya lo había intentado en dos ocasiones anteriormente, enganchó la pelota en la mitad del campo brasileño para plantarse en el área y cruzar la pelota al fondo de la red de forma magistral.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información