Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Schuster da la cara por Guti

  • Tras su accidente en Turquía
Tras su accidente en Turquía
Redacción Redacción

Lo que se está publicando en España sobre el accidente de José María Guitierrez 'Guti', jugador del Besitkas de Estambul, nada tiene que ver lo ocurrido. Así lo ha denunciado Bern Schuster, entrenador del centrocampista y ex míster del Real Madrid, que ha explicado con detalle el chantaje al que se vio sometido el jugador por unos desconocidos tras sufrir un pequeño accidente con un autobús "que le podría haber ocurrido a cualquiera".

Accidente de coche tras conducir en dirección contraria con una tasa de alcoholemia de 2,7. Esto es lo que se ha divulgado sobre el accidente de tráfico de Guti en Turquía , pero Bernardo Schuster ha llamado a 'Sálvame' para matizar el incidente. La tasa, según el entrenador del ex futbolista del Real Madrid y ahora su míster en el Besitkas, no la conoce nadie -aunque según Kiko Matamoros ronda el 0,71-, no iba en dirección contraria y, lo peor de todo, las cámaras aparecieron en el lugar por un chantaje.

Según Schuster, el centrocampista fue convocado por el presidente del Besitkas a una cena con toda la plantilla, esposas incluidas, ha subrayado el entrenador. Ahí cenaron y bebieron, pero no hasta una tasa de alcoholemia, como se ha estado diciendo, del 2,71. "Con esa tasa todos sabemos que una persona ni sale de la discoteca ni encuentra su coche". 

Por otro lado, Schuster ha querido contextualizar el incidente desde su experiencia y ha contado que Estambul es "un caos de tráfico". Él mismo no sabe cómo no se ha llevado a nadie por delante desde que está en Turquía. El problema de Guti, ha revelado, es que se encontró con "los dos tontos del pueblo" que, tras chocar su vehículo, decidieron chantajearle pidiéndole dinero y él no accedió. Más tarde, llamaron a los medios. Pero "este accidente le puede pasar a cualquiera en cualquier momento", ha insistido su entrenador.

Parece que en Turquía les encanta pillar a famosos en situaciones comprometidas, ha seguido Schuster, y montar el espectáculo. Por eso, tras este pequeño accidente contra un autobús, Guti se encontró con una situación que no entendía. De hecho, no fue hasta que pudo localizar al traductor del club sobre las cinco de la mañana que todo se fue aclarando. Entretanto, nadie sabe lo que dio en el control, se ha quejado, y las noticias que se han divulgado han sido muy exageradas. En este sentido, Schuster ha dicho sentirse "un poco asustado".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información