Ir a versión clásica Ir a versión móvil

En la Premier, Preciado no se hubiera ido de rositas

  • La Premier League castiga al Blackpool con una sanción de 29.000 euros por sentar en el banquillo a 10 titulares
La Premier League castiga al Blackpool con una sanción de 29.000 euros por sentar en el banquillo a 10 titulares

 

La Premier League castiga al Blackpool con una sanción de 29.000 euros por sentar en el banquillo a 10 titulares en un partido de la Liga inglesa.- En España, el mismo motivo generó una polémica agria entre Mourinho y Preciado

 

La Premier League castiga al Blackpool con una sanción de 29.000 euros por sentar en el banquillo a 10 titulares en un partido de la Liga inglesa.- En España, el mismo motivo generó una polémica agria entre Mourinho y Preciado

 Cuando en septiembre Mourinho arremetió contra el Sporting de Gijón, acusando el conjunto asturiano de alinear demasiados suplentes contra el Barcelona, es probable que el técnico del Madrid tuviera como referencia al fútbol inglés, donde un comportamiento parecido puede acarrear sanciones económicas al club, como se demostró ayer. La Premier League sancionó al Blackpool con una multa de 25.000 libras (29.000 euros) por dar descanso al mismo tiempo a 10 de sus titulares en el partido de la Liga inglesa que disputó el pasado 10 de noviembre contra el Aston Villa.

  El técnico del equipo, Ian Holloway, generó una polémica aquel día al anunciar un once con tantos cambios respeto al que solía ser titular desde el comienzo de la temporada para un duelo que terminó con la derrota del Blakpool por tres a dos en el último minuto en el Villa Park. A pesar de que el encuentro fue reñido hasta el final, las autoridades del fútbol británico han considerado antideportiva la decisión del técnico. Holloway motivó la revolución en el once inicial por los numerosos compromisos que tenía su equipo, que regresó a la Primera División el pasado verano tras 40 años. Se trataba, en realidad, de tres partidos de Liga en ocho días, es decir, los mismos encuentros que debían jugar todos los demás.

Holloway argumentó que, tras la introducción de la regla que establece un límite de 25 jugadores fichados por plantilla, no es lógico castigar a un técnico por realizar un cambio tan drástico. Amenazó con dimitir en el caso de que le sancionaran. "Me gustaría hacer las maletas. No me importa lo que digan los demás, puedo hacer lo que me gusta. Dejo que la Premier League diga lo contrario, pero ¿quién diablos va a decirme cómo hacer mi trabajo?", declaró . Hay que ver si, tras la sentencia, Halloway cumplirá con sus propósitos.

En la Premier no es la primera vez que se sanciona a un club por esta razón. En diciembre de 2009 al Wolverhampton Wanderers fue impuesta la misma multa , 25.000 libras, después de que Mick McCarthy diera descanso a 10 jugadores que solían ser titulares en el partido contra el Manchester United.

Fue precisamente una polémica sobre la utilización excesiva de suplentes la que enturbió las relaciones entre Mourinho y Preciado en este curso de la Liga española. Después de que el técnico del Madrid acusara al conjunto de Gijón de regalar el partido al Barcelona, el entrenador del Sporting se calló durante dos meses hasta que, en la víspera del duelo contra el Madrid, se desahogó y dijo que si el portugués había afirmado eso entonces era "un canalla".

En España la polémica se quedó en un intercambio de acusaciones, en Inglaterra se habría resuelto con una sentencia de la justicia deportiva

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información