Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tornillos, petardos en los Osasuna-Madrid

  • Las últimas temporadas han deparado partidos grabados para la historia.
Las últimas temporadas han deparado partidos grabados para la historia.

Tornillos, petardos y hasta un partido suspendido empañan la gran historia de los Osasuna-Real Madrid

Osasuna recibe al Real Madrid en Pamplona este domingo por 33ª vez en la historia de la Liga, en las que el equipo navarro ha vencido en diez ocasiones, por trece los madridistas (nueve empates). Los Osasuna-Real Madrid han dejado partidos inolvidables, desde el viejo San Juan hasta El Sadar (actual Reyno de Navarra). El año pasado el partido terminó con un 0-0 que se celebró con júbilo por la grada.
El primer enfrentamiento fue en 1936, que se saldó con un 1-4 a favor del Real Madrid (tres goles marcó Luis Regueiro). Pasaron casi veinte años para volver a encontrarse, en una época dorada del conjunto navarro, cuando Osasuna y Real Madrid pugnaban sin tanta rivalidad, con jugadores que emigraban a Chamartín (Zoco, Félix Ruiz, Pachín), costumbre que dio paso a un intercambio de leyendas (Castañeda, capitán del Castilla finalista de la Copa del Rey, jugó 395 partidos de rojillo, y es con Echeverría, Bustingorri, Puñal y Cruchaga uno de los cinco históricos en número de encuentros con Osasuna).
El Real Madrid sufrió en la década de los ochenta contiendas durísimas, en ambientes muy hostiles. Gallego recibió de la grada el impacto de un tornillo en 1986, pero aquello fue una anécdota al lado del petardo que cayó sobre Buyo y que obligó al árbitro Socorro González a supender el partido a falta de un minuto para el descanso, en 88-89. El Madrid perdía 1-0 gol de Pizo Gómez y la crónica de ABC dijo: "A pesar de que se pensaba que con el tanto local se calmarían los ánimos, no se paró la lluvia de tornillos, naranjas, barras de hierro, etc, que caía desde el fondo sur de El Sadar".
El partido tuvo que suspenderse en aquella última semana de enero (la misma fecha que ahora, aunque entonces fue en una jornada 20) y se disputó en mayo, a puerta cerrada, en el estadio del Zaragoza.
 El Madrid buscó el empate en aquella Romareda silenciosa y Hugo Sánchez, a falta de cuatro minutos, empató de falta por la escuadra. Los blancos ganaron aquella Liga, la cuarta consecutiva de las cinco que consiguió en aquel lustro.
Las últimas temporadas han deparado partidos grabados para la historia. Un penalti que paró Casillas a Puñal, su primer falló en una pena máxima, en la temporada 05-06 dejaba a Osasuna más lejos del acceso directo a la Champions. Ganó 0-1 un Madrid, gol de Baptista también de penalti, que defendió los últimos diez minutos con uno menos por expulsión de Iker.
Dos años después el Madrid necesitaba vencer para proclamarse campeón a falta de tres jornadas: el 0-0 duró hasta el minuto 82 en el que esta vez, sí, Puñal engañó a Casillas. Con 1-0 Robben, de cabeza en una falta, e Higuaín a romper (en una jugada de furia de Diarra) le dieron la vuelta al marcador y el título a los de Schuster.
Los blancos improvisaron una fiesta en el césped. A cambio, los rojillos se salvaron del descenso, al año siguiente, en la última jornada en la que el Madrid, que no se jugaba nada, se adelantó con un gol de Higuaín. Los navarros empujaron, empataron y remontaron (Plasil y Juanfran). La reacción del Madrid nunca llegó, mientras el Betis se iba a Segunda.
El máximo goleador de los ochenta, con cinco goles marcados en los Osasuna-Real Madrid, es Van Nistelrooy, con cuatro. El holandés los marcó ¡en un mismo partido! (1-4, 06-07), tres de ellos antes del descanso. A los tres ya mencionados de Luis Regueiro se unen los tres goles de Butragueño y Hugo Sánchez (todos madridistas).
Ningún osasunista ha marcado tres goles y el entrenador local, Camacho, marcó el 1-1 para el Madrid en la 81-82 de un zurdazo desde lejos (3-2 ganaron los navarros, entrenados entonces por Alzate).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información