Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Una final prefiero no jugarla en el Bernabéu

  • "tendrían ventaja" y serían "mucho más favoritos"
"tendrían ventaja" y serían "mucho más favoritos"

El entrenador del FC Barcelona, Josep Guardiola, ha asegurado que no quiere jugar la final de Copa del Rey contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu, ya que en este caso los blancos "tendrían ventaja" y serían "mucho más favoritos" dado su fortaleza en su campo.

 

 

 

Pese a que todo apunta a Mestalla (Valencia) como escenario de la final, prevista para el 20 de abril, Guardiola ya ha manifestado su rechazo a una posible cita doble en el feudo blanco, ya que cuatro días antes se jugará el 'clásico' de la Liga BBVA.

"Una final prefiero no jugarla en el Bernabéu, serían mucho más favoritos ellos. Como nosotros si jugáramos aquí. Siempre prefiero jugar en casa que no fuera. El Madrid en casa es muy fuerte, el año pasado solo perdieron contra nosotros. Tendrían ventaja, no quiero jugar la final en el Bernabéu", manifestó.

No obstante, el de Santpedor recalcó que acabarán jugando donde la RFEF y ambos clubes decidan. "El hecho de jugarla es una gran noticia y contra el Madrid es especial", señaló.
"Cuando juegas contra un rival muy junto hay sensaciones de lo que ha pasado muy reciente.

Imagino que debe ser parecido a un 'play-off' de baloncesto, donde tiene incidencia el último partido. A nivel anímico, intentaremos estar al máximo por jugar contra el Real Madrid", espetó sobre el doble duelo entre blaugranas y blancos.

En cuanto a la euforia que parece haber en Barcelona, no quiso hablar de ello más allá de para asegurar que desaparecerá con el paso del tiempo, y es que la final será el doble de difícil de ganar que el último enfrentamiento, el de la 'manita' (5-0) en el Camp Nou.

"A medida que se acerque el optimismo irá bajando. El Real Madrid merece el máximo respeto porque es el rival más duro que nos podemos encontrar en un terreno de juego. Todo el mundo sabe que es una gestión que no es nuestra, ni nuestra sensación. Nosotros no sentimos esto (euforia)", espetó.

"Cuando ganas a un rival en Liga, el siguiente es el doble de difícil. La cosa es esta, la final será el doble de difícil de ganar que el partido de aquí en casa", aseveró.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información