Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La LFP quiere echar el cierre al fútbol

  • La Champions y la Copa están fuera de esta reclamación
La Champions y la Copa están fuera de esta reclamación

Esta petición no significa el final del fútbol en abierto, ya que la Champions y la Copa están fuera de este reclamación

 

Según un información de el confidencial.com, podemos estar antes las puertas del poder ver el final  de la liga BBVA en abierto cada jornada

 

La Liga de fútbol vuelve a vivir bajo la amenaza del parón. Algo tendrá el denominado deporte rey como para que todos sus protagonistas utilicen el arma de la huelga para conseguir sus reivindicaciones.

 

 Si en diciembre fue el sindicato de jugadores el que solicitó la no celebración de la primera jornada de 2011, ahora es la patronal del fútbol (LFP) la que anuncia que no habrá fútbol el 3 de abril, si la clase política no marca un calendario para iniciar unas negociaciones que lleven al fin del fútbol en abierto, lo que consideran que ha llegado tras una expropiación de sus derechos gracias a la denominada Ley Cascos de interés de general.

 

Esta petición no significa el final del fútbol en abierto, ya que la Champions y la Copa están fuera de este reclamación. En caso de que el parón se lleve a cabo, la final de la Copa del Rey sería el miércoles anterior al 'Clásico' de Liga, que pasaría a disputarse el Sábado Santo.

 

 El Gobierno,  no tiene nada claro dar el paso y pasar a la historia como el que terminó con el fútbol en abierto. La LFP ha establecido contactos en las últimas horas tanto con el PP como con el PSOE, que han servido para sentar las bases del inicio del diálogo, pero de momento no tienen fecha concreta para el inicio del mismo.

 

La votación no ha sido unánime. Quince clubes votaron en contra de adoptar medidas de fuerza para lograr los objetivos, entre ellos Real Madrid, Barcelona y Villarreal. Florentino Pérez, ausente ayer, y Sandro Rosell son los presidentes que más abogan por el diálogo para intentar llegar a un acuerdo con el Gobierno y el resto de grupos políticos.

 

 Las reclamaciones del fútbol profesional se centran en que deje de ser obligatoria la transmisión de un partido de Liga BBVA en abierto cada jornada, en la clarificación y la especificación en la Ley del Juego de los retornos que deben corresponder al fútbol profesional y en la regulación del derecho a la información para que no se convierta en un malentendido derecho a explotar gratuitamente un producto ajeno.

 

La LFP considera estratégico echar el cierre al fútbol en abierto para la temporada 2012-2013. Los dirigentes de los equipos creen que lograr el fin del fútbol gratis es imprescindible para llegar a los 1.000 millones de euros anuales del nuevo contrato televisivo, objetivo marcado y que supera en casi 400 al que actualmente perciben.

  

España es el único país del mundo en el que existe la obligación legal de emitir en abierto y de forma gratuita sin contraprestación alguna. La LFP entiende que se produce una discriminación total y absoluta del fútbol profesional respecto al resto de eventos deportivos no declarados de interés general o de otros de carácter cultural y lúdico, que son contenidos 'premium' audiovisuales y competidores directos en el mismo mercado.
 

Tanto la Comisión como el Parlamento Europeo o la Comisión Nacional de la Competencia han manifestado públicamente, y de forma reciente, que el derecho a la información deportiva (gratuito) debe limitarse, única y exclusivamente, a los acontecimientos de gran interés o especial importancia, lo que imposibilita que acontecimientos reiterados, como los partidos de Liga, no pueden ser considerados de "gran interés o especial importancia" de forma constante y regular.
 
En lo que hace referencia a los resúmenes de  los partidos,  la LFP pretende diferenciar claramente lo que es información de lo que es entretenimiento. El derecho a la información deportiva (sin contraprestación económica) sólo puede emitirse en informativos de carácter general (por ejemplo, telediarios), nunca supera los 60 o 90 segundos por jornada y caduca a las 24 horas de la celebración de cada partido, sin que pueda ser reutilizado.

 

Cuando las imágenes sean utilizadas en programas que no sean informativos, los operadores deberían pagar. Se habla de una cantidad que iría entre 100 millones de Alemania y los 36 que se pagan en Italia.

 

Los clubes se comprometen a destinar los ingresos a pagar las deudas públicas, cada entidad las suyas. Para ello destinarían el 15% de los contratos que firmen los clubes para cancelar en cinco años la deuda tributaria aplazada o no vigente a fecha 31 de diciembre de 2011. Actualmente la deuda que los equipos de la Liga BBVA y la Liga Adelante mantienen con Hacienda ronda los 600 millones de euros.

Apoyo de las ligas europeas
 
La Agrupación Europea de Ligas de Fútbol Profesional (EPFL), que ha celebrado una reunión paralela en la sede de la LFP, ha mostrado su "apoyo unánime" a la Liga española respecto a la obligación del partido en abierto, y han considerado esta medida "intervencionista, que no tiene paralelo en Europa, afecta el desarrollo sostenible de la Liga española de fútbol, su viabilidad económica, el éxito deportivo y su función social".

 

 Además, la EPFL ha mostrado su confianza en que "el Gobierno español volverá a examinar esta cuestión y revocará dicha imposición", al tiempo que ha informado de que "la EPFL ha decidido abordar esta cuestión con la Comisión Europea".
 
Ley del Juego
 
La Asamblea de la LFP ha considerado un primer paso las modificaciones introducidas la pasada semana por el Gobierno en el anteproyecto de Ley del Juego, que reconocen el derecho del fútbol profesional a percibir el 10% actual de la Quiniela y a obtener un retorno de las nuevas formas de juego que van a legalizarse y que se desarrollan sobre el Campeonato de Liga, pero ha considerado escasas las garantías.

 

 Y lo dicen porque no se establece el titulo jurídico por el cual las casas de apuesta deberían ponerse de acuerdo con el organizador de la competición para negociar la utilización del nombre o el calendario. Además, consideran que no está nada claro si el porcentaje a recibir es antes o después de impuestos y deja en manos de Hacienda hacer lo que quiera con el 10% de la Quiniela.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información