Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caída de los invencibles

  • El Barça pierde 2-1 y ya acumula dos tropiezos consecutivos
El Barça pierde 2-1 y ya acumula dos tropiezos consecutivos
F. Poza F. Poza

 Parecía que nadie iba a poder con el Barça esta temporada. A todos en Barcelona se les llenaba la boca hablando de la supuesta victoria número 17, pero esa victoria nunca llegó. El Barça empató en Gijón y todo cambió. Este martes, el Barça se ha llevado una derrota de Londres y la sensación de que el equipo ya no es tan inexpugnable como hace un mes.

 

 

 

 

En el Emirates, el Barça no llegó a dominar los partidos como suele en ningún momento. El Arsenal empezó enchufadísimo y dispuso de las primeras oportunidades, pero el Barça consiguió adelantarse, aunque el partido estaba bastante igualado en esos momentos.

Después, Messi demostró que no está en un buen momento y falló dos manos a manos, pero Valdés también fue uno de los más destacados y evitó el empate en varias ocasiones. Sin embargo, en 5 minutos el Barcelona tiró el partido por la borda. Van Persie hizo el primero gracias a un regalito de Valdés en el primer palo y el Barça se vino abajo.

El Arsenal tenía el control absoluto y la defensa del Barcelona no parecía capaz de capear la tormenta. El Barça era vulnerable y Arshavin aprovechó el agujero para hacer el segundo. Después, el Arsenal pudo hacer el tercero, con el Barça grogui, pero tuvo miedo a cerrar la eliminatoria y frenó su ímpetu. Mientras tanto, Guardiola no pudo disimular su miedo a perder y metió a Adriano por Iniesta para cortar la sangría en la banda izquierda azulgrana.

Por supuesto, el Barça puede todavía resolver la eliminatoria, pero el desgaste que les supondrá será máximo. Además, el Barça no puede permitirse tener un mal día porque se quedarían fuera a las primeras de cambio. Además, con el resultado de la ida, un solo gol del Arsenal complicaría la vida de los azulgranas. 

El futuro del Barça

El Barcelona no empezó jugando bien en la primera fase del campeonato, pero de eso ya nadie se acuerda. En la fase en la que llegó el partido frente al Real Madrid el estado de forma del Barça era inmejorable y nadie fue capaz de toserles, pero en Barcelona se han olvidado de que el fútbol funciona por ciclos y, por estados de forma y ánimo.

El Barça lleva unas semanas sin practicar buen fútbol y es evidente que no está en su mejor momento, ahora que se empiezan a decidir las cosas importantes. Hay que estar atentos porque el Barça se la juega en esta fase frente a los rivales más duros que le quedan en Liga: Juega frente al Athletic en el Camp Nou y tiene que afrontar dos salidas seguidas complicadísimas a Mallorca y Valencia. Si el Barça tropieza en estos próximos compromisos, la Liga estaría más viva que nunca. 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información