Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Quién dijo que no había Liga?

  • El Barça se dejó dos puntos en el Pizjuán que vuelven a animar el campeonato
Sevilla F.C. 1-1 F.C. Barcelona
E.P. - J.C. E.P. - J.C.

El FC Barcelona no pudo pasar este domingo de un empate (1-1) en su visita al Sevilla que, tras verse superado en la primera mitad reaccionó en la segunda y logra, con este resultado, mantener vivas sus posibilidades de entrar en competición europeas para, de paso, dar vida a la lucha por el título liguero, para el que vuelve a contar el Real Madrid que se queda a sólo cinco puntos de los de Pep Guardiola.

Consciente de la dificultad del choque, el Barcelona puso en liza su once de gala, aunque la polémica saltó pronto, porque en el minuto 8 el colegiado Pérez Lasa anulaba un gol de falta a Messi, por agarrón de Busquets sobre Alexis. Precisamente, Messi era la gran preocupación para los sevillistas, que alinearon un 'trivote' en la medular para frenarlo, mientras Negredo quedaba como único punta.

Era una declaración de intenciones que el líder agradeció para convertirse en claro dominador desde el mismo inicio, porque el Sevilla no aparecería por los dominios de Valdés hasta el minuto 25, en una jugada en la que reclamó un posible penalti sobre Zokora.

Sin embargo, la noche tenía también tintes de 'mal fario' para los 'culés', porque al cuarto de hora se había lesionado Pedro, que dejó su sitio a Bojan. Pero, como si fuera cosa del destino, el 0-1 correría a cargo del ilerdense, que sólo tuvo que empujar el cuero, a pase de Alves, en una jugada iniciada de forma magistral por Iniesta.

Media hora justa había tardado en 'abrir la lata' el Barcelona, que se mantenía fiel a su clásica presión en la medular y velocidad de pase, que el Sevilla se veía incapaz de neutralizar. Porque, como si hubieran entregado 'la cuchara' desde el vestuario, los locales se limitaban a dar las gracias porque no llegar el 0-2, que Messi estuvo a punto de anotar en el minuto 41, con un cabezazo al larguero. El argentino dio el susto tras un choque con la rodilla de Varas justo antes del descanso, pero pudo continuar sin problemas.

Manzano le cambió la cara al Sevilla

FICHA TÉCNICA:

1 - SEVILLA: Javi Varas, Caceres, Navarro, Fazio, Alexis, Medel, Zokora (Kanouté, min. 46), Rakitic, Navas, Capel (Perotti, min. 73); y Negredo (Romaric, min. 88)

1 - FC BARCELONA: Valdés; Alves, Piqué, Abidal, Adriano (Maxwell, min. 76); Xavi, Busquets, Iniesta, Pedro (Bojan, min. 14); Messi y Villa (Keita, min. 85).

GOLES: 1-0, minuto 30. Bojan; 1-1, minuto 48. Navas.

ÁRBITRO: Pérez Lasa (C. Vasco). Amonestó a Cáceres (min. 26), Zokora (min. 28), Medel (min. 62), Fernando Navarro (min. 63) y Capel (min. 70) en el Sevilla, y a Adriano (min. 39) y Xavi (min. 62) en el FC Barcelona.

ESTADIO: Ramón Sánchez Pizjuán. Unos 40.000 espectadores.

INCIDENCIAS: Antes del partido fue homenajeado el ya ex delantero sevillista Luis Fabiano y, los jugadores de ambos equipos mostraron una pancarta en solidaridad con las víctimas del terremoto de Japón. Además, la plantilla del Sevilla lució una camiseta con mensaje de ánimo al jugador del Betis Miki Roqué, aquejado de un tumor en la cadera.

El técnico blanquirrojo, Gregorio Manzano, tenía que mover ficha en el descanso y lo hizo, como no podía ser de otro modo, con la entrada de su mejor jugador, Kanouté, en el sitio de Zokora. Y el encuentro no tardó en cambiar de color, porque a los tres minutos de la reanudación Negredo reivindicaba protagonismo con un centro atrás sobre Navas, que el palaciego transformó en el empate con un testarazo.

El mismo Negredo tuvo el 2-1 en sus botas a renglón seguido, aunque el vallecano la mandó a las nubes cuando lo fácil era 'fusilar' a Valdés. Con Kanouté creando siempre inquietud en el adversario y empujando a los suyos, por fin, hacia arriba, el Sevilla disfrutaba de sus mejores minutos. Pero la reacción del Barcelona llegó, por supuesto, en las botas de Messi, que se deshizo con un caño de Fazio aunque Medel, muy atento, evitó el 1-2.

Para añadir más polémica, Navas derribaba a Bojan dentro del área, en el momento en el que el partido empezaba a dislocarse y los sevillistas encontraban la luz con la entrada de Perotti. Una arrancada del argentino habilitaba a Navas, que obligó a lucirse a Valdés. Y es que el Sevilla apretaba, volcado por la banda zurda e interpretando a la perfección las contras, mientras que Guardiola parecía optar por amarrar el empate, con el cambio de un desaparecido Villa en favor de Keita.

Pese a ello, el FC Barcelona iba a morir en el área contraria, porque Iniesta tuvo todavía tiempo para mandar un 'obús' al larguero, mientras que Messi paraba los pulsos de la grada con un jugadón que Medel, a disparo del de Fuentealbilla, sacó bajo la misma línea de gol, aunque el resultado ya no cambiaría.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información