Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Se confirmó el punto del 'pasteleo'

  • El Barcelona logró el punto que necesitaba en Valencia y se proclamó campeón de Liga
Levante 1-1 F.C.Barcelona
E.P. - Defensa Central E.P. - Defensa Central

El Barcelona se proclamó campeón de la Liga BBVA por tercera temporada consecutiva, después de empatar 1-1 contra en Levante en el estadio Ciudad de Valencia, en un partido en el que se adelantaron los visitantes con un tanto de Keita e igualó Caicedo poco antes de llegar al descanso.

El conjunto catalán aprovechó su primer 'match ball' para hacerse con el título liguero, a falta de dos jornadas para acabar el curso futbolístico. Un punto les servía y eso era lo que sacaron de un partido que fue de más a menos y que deja al Levante virtualmente en la Liga BBVA una temporada más.

Los de Guardiola cierran un círculo futbolístico que comenzó en este mismo estadio al lograr la Liga con Rijkaard en el banquillo. A partir de ahora ya se pueden centrar en la final de la Liga de Campeones que les enfrentará al Manchester United el próximo 27 de mayo.

El Levante salió predispuesto a ser anestesiado por el juego de toque-toque del Barcelona y éste no desaprovechó para dormir a su rival. Los de Guardiola no apretaban con rabia y se conformaron con tener balón, ante un equipo local que estuvo plantado muy atrás, a pesar de la insistencia de su entrenador para que salieran de la cueva.

Guardiola dejó en el banquillo a Iniesta y a Pedro y le dio la titularidad de Afellay. Ni éste, ni Villa, ni Messi tuvieron protagonismo en un partido marcado por el centrocampista y dirigido por la habitual maestría de Xavi. El Levante poco podía hacer. El objetivo era ir detrás del balón y cuando se robara, lanzar en profundidad para la velocidad y potencia de Caicedo. El ecuatoriano fue una isla a la que apenas llegaron balones.

El Barcelona le había puesto el sello al partido y durante casi media hora parecía que había un pacto de no agresión. El punto le daba la Liga al Barcelona y la salvación virtual al Levante. Para despejar fantasmas apareció Xavi. El cerebro culé aclaró cuales era las intenciones de su equipo. La jugada del primer gol llegó en el minuto 27. Xavi telegrafió un balón templadito al centro del área y ahí apareció Keita para lanzarse en plancha y cabecear al fondo de la portería.

El 0-1 le vino mejor al Levante que al Barcelona. Los locales apretaron los dientes ante un Barcelona que se aplicó una dosis de relajación. Los visitantes seguían teniendo el balón, pero los de Luis García habían dado un paso al frente y empezaron a rondar la portería de Valdés.

Caicedo igualó con fe b

FICHA TÉCNICA:

1 - LEVANTE: Munúa; Venta, Ballesteros, Nano, Juanfra; Iborra; Valdo, Pallardó (Larrea, min. 82), Xavi Torres, Xisco Nadal; y Caicedo (Stuani, min. 75).

1 - BARCELONA: Valdés; Alvés, Piqué, Mascherano, Abidal (min. 62. Fontás); Xavi Hernández, Busquets, Keita; Afellay, Messi y Villa (Pedro, min. 86).

GOLES: 0-1, min. 27. Keita; 1-1, min. 40. Caicedo.

ÁRBITRO: Paradas Romero (C. Andaluz). Amonestó por parte del Levante a Iborra (min. 68), mientras que por el conjunto barcelonista vieron la amarilla Piqué (min. 65).

ESTADIO: Ciudad de Valencia. Alrededor de 20.500 espectadores.

Debido a ese empuje y a la fe, Caicedo logró el empate en el minuto 40. Piqué no se entendió con Valdés en un balón que se metía en el área y ahí estuvo más listo el delantero local que logró marcar a puerta vacía. El gol hizo pupa a un Barcelona que acabó la primera parte superado por el conjunto valenciano.

El Barcelona se entonó tras pasar por el vestuario. Volvió a tener el balón y el ritmo del encuentro, ante un Levante que estaba a la espera. A punto de llegar a la hora de encuentro, apareció Messi para fabricarse una jugada que nació en la frontal del área. Su lanzamiento lo repelió la base del poste.

La jugada hizo que el Levante diera un paso atrás para salir a la contra. El Barcelona trató, otra vez, de anestesiar a su rival, pero ahora ya se olía en el ambiente que empate podía servir. Apareció el juego excesivamente horizontal y todavía quedaban 20 minutos para acabar el choque.

Tan sólo Messi, en la lucha por ser el máximo goleador del campeonato, fue el que llevó los 'uy' a la grada. El argentino se resiste a perder su duelo con Cristiano Ronaldo por ese título individual. El Barcelona siguió tocando en el centro del campo, como suele hacer habitualmente, pero con dos velocidades menos. Como contraprestación, el Levante no achuchó a su rival y le daba cierto respiro. Poco faltó para que se oyera en la grada el "que se besen, que se besen".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información