Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La sub´21 acaricia los JJ.OO de Londres

  • Los de Luis Milla arrasaron con su juego de toque al combinado ucraniano
Ucrania sub´21 0-3 España sub´21
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

 Una brillante España se deshizo con suficiencia de Ucrania, guiada por el talento de Thiago y el acierto goleador de Mata, autor de dos de goles en un triunfo (0-3) que sirve para pasar como primera a semifinales y rozar la clasificación para los Juegos de Londres.

España siguió donde lo había dejado hace cuatro días contra la República Checa y volvió a mostrar una autoridad incontestable, con Thiago, que no para de crecer en cada partido que pasa, como conductor del juego. El "19" de España tiene un repertorio técnico inagotable y se mueve por el campo como por una pista de baile, tocando, regateando, ofreciéndose siempre y cada vez más atento a sacar provecho de sus acciones, sin perderse en barroquismos innecesarios.

El segundo gol fue toda una demostración de su clase. Rompió a varios rivales con un quiebro y un cambio de ritmo y se sacó un pase excelente para la internada de Montoya. El centro lo remató a la red casi sobre la raya Adrián, convertido definitivamente en el goleador que necesitaba el equipo. España ya se había adelantado antes en un pase interior de Ander Herrera. Kryvtsov se resbaló. Y Mata, solo, batió por bajo a Kanibolotskiy. Un gol que sirvió para desatascar el partido y dar paso al rondo español.

Thiago-Ander-Mata: la conexión perfecta sobre la que se basó la superioridad de España. Su constante movilidad y cambios de posición rompieron la telaraña con que Ucrania había intentado interrumpir su juego para buscar el triunfo. No tuvo éxito. Porque España fue acumulando oportunidades sin inmutarse. Tres de ellas en combinaciones entre Muniáin y Didac, que estrelló un balón junto al poste en un pase desde la línea de fondo en el minuto 4.

Se temía a los extremos ucranianos, pero casi nunca pudieron activarse. El equipo de Yakovenko apenas tuvo la pelota y tampoco pudo salir al contraataque, su arma favorita. Sólo dejó un par de centros peligrosos en la primera parte en subidas de sus dos laterales, Butko y Selin, y un tiro inofensivo de Konoplyanka. Buena parte del mérito fue también del rival. España no hace sólo un fútbol de salón. Es también un equipo solidario, que presiona arriba, ahoga y roba, comandado por Javi Martínez, siempre impecable en el corte. Eso facilita el trabajo a la defensa, de nuevo segura.

- Ficha técnica:

0 - Ucrania: Kanibolotskiy; Butko, Rakitskiy, Kryvtsov, Selin; Chesnakov, Biliy (Golodyuk, m. 39); Konoplyanka, Garmash, Yarmolenko (Vitsenets, m. 82); Zozulya.

3 - España: De Gea; Montoya (Azpilicueta, m. 82), Botía, Domínguez, Didac Vilá; Javi Martínez (Parejo, m. 76), Ander Herrera, Thiago, Mata, Muniaín; y Adrián (Bojan, m. 81).

Goles: 0-1, min. 10: Mata; 0-2, min. 27: Adrián; 0-3, m. 72, Mata (penalti).

Árbitro: Marijo Strahonja (CRO). Amonestó a Kanibolotskiy (m. 27), Yarmolenko (m. 45), Garmash (m. 66) y Konoplyanka (m. 73) por Ucrania; y a Montoya (m. 70) por España. Expulsó con roja directa al ucraniano Garmash (m. 71).

Incidencias: Partido disputado en el MCH Arena de Herning ante 3.302 espectadores. Los jugadores de España lucieron brazalete negro por las muertes de Julián del Amo, ex secretario de la selección absoluta, y María Sarobe, madre de Juan Luis Larrea, tesorero de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Presenció el partido en el palco Ángel María Villar, presidente de la RFEF.

Ucrania, obligada a ganar para pasar a semifinales, se fue arriba tras el descanso. Pero sin demasiada convicción. Nunca estuvo cerca de amenazar a De Gea, que volvió a vivir otro día tranquilo. España bajó un punto y empezó a pensar más en las semifinales que en un partido donde no se sentía amenazada. El único riesgo parecía que algún hombre clave apercibido pudiera recibir una tarjeta. Algo que no ocurrió. Aunque Luis Milla debió haber hecho cambios antes. También para dar confianza a Bojan, necesitado de minutos.

Thiago apareció de nuevo para dar un pase al hueco a lo Laudrup a Mata, derribado por Garmash en una jugada sin discusión: penalti y expulsión. El propio delantero del Valencia lo transformó en gol, el segundo para él esta noche.

Un error inusual de Javi Martínez en una cesión dejó vendido a De Gea, que tuvo que derribar a Zozulya. El mal fue el menor, porque el recorte del delantero ucraniano fue hacia afuera y la tarjeta se quedó en amarilla. Y el portero del Atlético de Madrid se lució luego parándole el penalti a Konoplyanka.

Con uno más, España pudo aumentar el marcador y redondear la fiesta, aguada a última hora por la remontada de la República Checa frente a Inglaterra (2-1), que aplaza la clasificación para Londres 2012. España tendrá ahora dos oportunidades para sellarla. La primera, dentro de tres días contra Bierrolusia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información