Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Menos mal que les perjudicaban!

  • Las quejas arbitrales que los culés han trasladado en los últimos días comienzan a surtir efecto
Pinto ya se ha hecho el 'inocente'
Defensa Central Defensa Central

Ha sido casi instantáneo. Los culés, en boca de su entrenador y de su presidente se quejaron de errores arbitrales en contra del Barcelona y los resultados no se han hecho esperar. El valencia de Unai Emery ha sido el primer damnificado. Una vergonzosa mano de Pinto fuera del área cuando Roberto Soldado se disponía a encarar la portería ha vuelto a encender las alarmas.

Corría el minuto 18 de la primera parte, cuando el canterano madridista aprovechó un error de la zaga culé para dirigirse como una bala a la meta defendida por Pinto. Fue entonces cuando el cancerbero culé salió a por todas y no dudó en utilizar disimuladamente su brazo para desbaratar la ocasión ché. Fernández González, colegiado del encuentro siguió el guión marcado y no vio nada punible en la decisiva jugada que habría supuesto la expulsión inmediata de Pinto. 

El descaro de Pinto al utilizar su brazo para arrebatarle el balón al delantero valencianista es más que evidente, pero el jugador en un ejercicio de hipocresía aún mayor ya se ha apresurado a negar su intencionalidad. "Me he resbalado y he tocado el balón involuntariamente con el sobaco", declaró el cancerbero azulgrana en la zona mixta después del encuentro.

Unas palabras que quedan muy en evidencia tras ver una y otra vez las imágenes y denotan cierta falta de valentía por parte de Pinto a la hora de reconocer su infracción. Además, el propio Pep Guardiola en sala de prensa desmintió a su pupilo en la sala de prensa al admitir que esa jugada "fortuita", según Pinto, pudo resultar decisiva en el resultado de la eliminatoria. Y esto  ha sido sólo una pequeña muestra, porque el 'villarato 2.0' acaba de empezar.       

 

 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información