Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barcelona se ríe del fútbol

  • Desde el Barcelona se intenta justificar la clarísima mano de Pinto
Desde el Barcelona se intenta justificar la clarísima mano de Pinto
Defensa Central Defensa Central

El barcelonismo se supera día a día, jornada a jornada. Ante la imposibilidad de negar la clarísima mano fuera del área de José Manuel Pinto en el reciente Valencia-Barcelona de la Copa del Rey, ahora desde el club catalán han optado por admitirla intentando justificarla. Es decir, tanto el técnico como el jugador no se han cortado a la hora de reconocer la infracción, pero la han disfrazado de las buenas palabras habituales para esconder la pura realidad: que, una vez más, Pinto volvió a tomarle el pelo a sus rivales, a los aficionados al fútbol y al propio deporte.

La sarta de excusas vertidas por los jugadores del Barcelona en la zona mixta podrían llegar a calificarse de ridículas y patéticas. La primera de ellas, la del propio Pinto, que afirmó sobre la polémica acción que "me he resbalado y he caído sobre el balón y ha contactado con el sobaco. Ha sido algo involuntario". Por suerte, las imágenes son muy claras y dejan en evidencia al andaluz, pues la repetición muestra cómo se tira al césped intencionadamente a cortar el esférico y éste primero le golpea en el antebrazo y luego en el costado.

Es decir, que una de dos. O Pinto miente o se perdió en su día la clase de anatomía. Porque no se puede comprender que diga que el balón le golpeó de manera accidental en el "sobaco" cuando ha quedado bastante claro que el mismo le dio claramente en el brazo después de que se tirara a por él intencionadamente. Es una demostración de que él mismo ha intentado justificar lo injustificable, de minimizar así su grave error y esconder la descarada ayuda arbitral que recibió su equipo con esa jugada.

Además, su compañero Alves también intentó echarle un capote a su compañero diciendo que "la mano es involuntaria, pero se puede pitar". Es decir, que incluso él mismo admite que el colegiado les benefició descaradamente, pero es incapaz de decir que Pinto se equivocó y le dio intencionadamente al balón. Hasta para admitir la realidad usan el engaño, dando explicaciones incoherentes y ridículas a todas luces que nadie se ha tragado. Se suele decir que una verdad a medias es peor que una mentira, y he aquí un ejemplo.

Mientras tanto, el presidente Sandro Rosell no se ha pronunciado al respecto. Justo al día siguiente de decir que los arbitrajes de esta temporada no "pintan bien" para el Barcelona, resulta que el colegiado de su partido ante el Valencia no vio la clara acción de Pinto. Una jugada con muchísimo encuentro por disputar y en la que el portero mereció ser expulsado, por la cual se condicionó no solo el choque, sino la eliminatoria. Lo curioso es que ya llueve sobre mojado después de que la semana pasada Teixeira Vitienes dejara sin señalar tres claros penaltis a favor del Madrid en la eliminatoria de cuartos ante los catalanes. Tristemente, parece que la Copa de esta año ya tiene un ganador por decreto...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información