Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un vestuario de ovejas negras

  • El vestuario del Barcelona continúa su autodestrucción gracias a los métodos de Pep
El vestuario del Barcelona continúa su autodestrucción gracias a los métodos de Pep
Defensa Central Defensa Central

"En el mundo hay buena gente y mala. En nuestro vestuario hay buena gente, pero otros que parece que no quieran nada. Nosotros formamos una familia. Y muchas veces en las familias hay una oveja negra". Así se pronunció hace unos años el ex barcelonista Jose Edmilson, en referencia a los problemas dentro del vestuario azulgrana. Poco más de cuatro años después, Guardiola se enfrenta a una situación parecida, aunque las ovejas negras se le multiplican.

El entrenador del FC Barcelona volvió a poner en evidencia el buen ambiente dentro del vestuario culé al dejar a Piqué fuera de la convocatoria para Leverkusen "por decisión técnica". Al igual que ocurriera en las semifinales de Copa del Rey con Dani Alves, el de Santpedor se cargó al central catalán volviendo a hacer patentes los problemas que está teniendo para mantener la cabeza de sus jugadores centrada en lo que debería estar.

El zaguero catalán, que tuvo un pequeño accidente con el coche antes de partir para Alemania, sufrió en sus propias carnes la ira del 'filósofo', que poco a poco va perdiendo apoyos dentro del vestuario. Si en el pasado fueron hombres como Eto'o, Ibrahimovic, Touré Yayá o Bojan los que acabaron marchándose por no aguantarle (como diría Pep, "falta de feeling"), Guardiola comienza a perder crédito entre los pesos más pesados de la plantilla. Y eso comienza a hacer mella en los resultados del equipo.

La plantilla del Barcelona ve cómo su técnico comienza a perder los nervios, y cómo ese estilo de toque que tanto se elogió en el pasado comienza a perder credibilidad a medida que se hace previsible para los rivales. Los culés tienen cada vez más problemas para llevarse los partidos, y eso ha influido en el carácter de un entrenador que ya ni siquiera perdona a sus protegidos. Ya vivió este episodio Dani Alves hace unas semanas tras enfrentarse con Guardiola a causa de la prohibición de este a un acto publicitario del brasileño. Y en Alemania fue Piqué el que sufrió las consecuencias de su vida extradeportiva.

De este modo, lo que en Barcelona entienden por "decisión técnica" en el mundo real se llama "castigo". Piqué no estuvo en Leverkusen porque está descentrado: chantajes con video porno de por medio, revistas del corazón, accidentes camino del trabajo... Y, sobre todo, errores garrafales en defensa, como los vividos el pasado sábado en Pamplona. Con Piqué, ya son dos (conocidas) las ovejas negras de Guardiola, al que le están empezando a perder el respeto dentro del vestuario. El 'filósofo' comienza a convertirse en un tipo de carácter dictatorial. Ahora que no llegan los resultados está mostrando su verdadera cara hasta con los suyos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información