Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça, experto en meter…la mano

  • ¿Son de estos errores arbitrales de los que se quejan la prensa catalana?
¿Son de estos errores arbitrales de los que se quejan la prensa catalana?
I.L. I.L.

Durante las últimas temporadas son varias las ocasiones en las que los árbitros han hecho la vista gorda cada vez que un jugador se ha valido de la mano tanto para meter gol o para salvar una ocasión clara del equipo rival

Ahora que el Barcelona ha vuelto a sacar su lado victimista, es hora de recordar los atracos que este equipo ha protagonizado este equipo tanto a nivel nacional como europeo. Unos escándalos arbitrales que, en algunos casos, han estado protagonizados por la querencia de los jugadores del equipo catalán a intentar valerse de la mano tanto para marcar un gol como para evitar encajar uno en su portería rival. Se vio este pasado fin de semana en el Vicente Calderón, en donde Pérez Lasa dejó de señalizar unas claras manos de Busquets dentro del área en una de las últimas jugadas del partido.

Precisamente el mediocentro catalán ha protagonizado otras jugadas en las que, tras cortar el balón con el brazo, evitó sendos goles del equipo rival. Una de ellas fue ante el Real Madrid en el Camp Nou, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, cuando en un córner Busquets cortó con su brazo un remate de cabeza de Pepe. Y la otra fue ante la Real Sociedad en Anoeta, en un disparo a puerta vacía de un jugador de la Real que Busquets despejó con la mano al córner. El jugador no fue expulsado ya que la jugada acabó en gol.

Son varios los jugadores del Barcelona a los que se le da bien darla con la mano. Lo demostró Abidal en ese mismo partido de Copa al que antes nos referíamos cortando un disparo de Ramos. Messi, en una demostración de lo que no debe ser ‘fair-play’, engañó al árbitro al emular a Maradona marcando un gol con la mano al Espanyol en la temporada 2006/07. El año pasado, y con la Liga en juego, Piqué se valió también de esa parte del cuerpo para controlar un balón y dar así la victoria de su equipo ante el Villarreal en El Madrigal. Son multitud de ejemplos que dejan a las claras que el Barcelona, si de algo no puede quejarse, es que le hayan perjudicado los árbitros. Tal vez deben empezar a asumir que las tornas han cambiado. Y si antes todo era de color de rosa, ahora todo indica que el color es el blanco…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información