Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Deja el fútbol, Piqué

  • Porque en el Barcelona "no se habla de los árbitros, solo se juega"
Porque en el Barcelona "no se habla de los árbitros, solo se juega"
Defensa Central Defensa Central

El titular puede parecer sorprendente, pero es a la única conclusión a la que se puede llegar tras analizar las declaraciones que Gerard Piqué ha ido haciendo en los últimos años sobre el asunto arbitral. Al catalán le dio el sábado por quitarse la careta y empezar a rajar del colegiado, el cual le había expulsado por una falta al borde del área en la que cortaba una ocasión manifiesta de gol del Sporting. Pero, lejos de quejarse con normalidad, el central decidió hacer las acusaciones más graves que se han oído en los últimos tiempos.

"En el descanso le dije al arbitro que era penalti a Keita y él se la ha guardado. Tengo la sensación de que ha habido premeditación" comentó Piqué. Vamos, que en el Barcelona, el equipo "que no habla de los árbitros", han optado por empezar la cruzada más agresiva de los últimos años. Lo curioso es que este mismo jugador comentó, en junio pasado, que "nosotros no hablamos de árbitros, solo jugamos al fútbol”. O Gerard mentía entonces o ahora tiene pensado retirarse de este deporte para empezar a analizar las actuaciones arbitrales. Será que jugar ya le aburre y prefiere llorar y hablar para los medios.

Esto es lo que sucedería si hubiera un mínimo de coherencia y decencia en Barcelona. Porque mientras Guardiola se dedica a salir a las salas de prensa con gesto hipócrita mientras hace esfuerzos para contener su rabia contra los colegiados, sus futbolistas dicen unos días una cosa y otros hacen la contraria. "Los árbitros, a veces, nos sacan de nuestras casillas, pero quejarse es de perdedores" dijo Alves en abril de 2010. "Hablar de los colegiados desvirtúa la esencia del fútbol" comentaba Thiago hace poco más de un mes. Y ejemplos como estos, hay decenas.

Pues bien, ahora ya no solo se habla en Barcelona de los colegiados, sino que se llora y se hacen acusaciones muy graves contra ellos delante de los micrófonos. Piqué ha llegado a hablar de premeditación, como si Velasco Carballo tuviera decidido expulsarle a la mínima. Algo que, como es lógico, no ha gustado al Comité Técnico de Árbitros. Su presidente, Victoriano Sánchez Arminio, ya ha dejado claro que denunciarán al jugador ante el Comité de Competición ante lo que considera declaraciones "desafortunadas y graves". Una decisión que ha provocado ya un cierto pataleo en la prensa culé, pero que no es más que una medida ajustada al error cometido. Y es que, si le sancionan, Piqué no podrá quejarse. Ya lo dijo él en su momento: ellos no juegan y hablan de los árbitros al mismo tiempo. Así que lo mismo se queda unos cuantos partidos sin jugar...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información