Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Al Barcelona le duelen las verdades

  • El club catalán califica de "calumnia" la información de Telemadrid
El club catalán califica de "calumnia" la información de Telemadrid
Defensa Central Defensa Central

El nerviosismo que hay en Can Barcelona queda cada día más en evidencia. La inestabilidad que existe en estos momentos en el club por la incógnita de si renovará Guardiola más los diez puntos que les lleva el Real Madrid en Liga son factores que están provocando que en la directiva culé actúe de forma extraña y excesivamente agresiva. Algo que están pagando los medios de comunicación, objeto de la ira del club a pesar de no haber hecho otra cosa más que informar.

 

Tras el veto del club al programa Punto Pelota por hacer un reportaje en el que intentaban obtener información sobre la renovación de Guardiola utilizando como gancho al presidente del Hospitalet, ahora el Barcelona ha optado por atacar a Telemadrid por una información hecha pública por el canal madrileño el pasado lunes. En la misma se hablaba de desavenencias entre Guardiola y el presidente Rosell por culpa de Gerard Piqué, cuya salida habría puesto el técnico como condición para renovar su contrato. Sin embargo, el mandatario se habría resistido a vender al jugador, al que cosideraría un icono del barcelonismo.

Una información cuya base no niegan en la prensa catalana, pues es de sobra conocido que en los últimos meses Piqué y Guardiola han tenido claras diferencias. Sin embargo, el club ha optado por blindarse ante la misma y su presidente salió el mismo lunes a comentar de manera pública que consideraba la información como una "calumnia sin fundamento, impropia de una cadena pública". Además, destacó que la raíz del problema residía en que Telemadrid es una cadena pública, lo cual a su juicio es peor porque "si fuese un medio privado no pasa nada porque el propietario decide cómo quiere dar la información y si quiere desinformar a sus oyentes".

Lo curioso es que el programa Punto Pelota, que es un medio privado, también fue atacado por el club y vetado, lo cual contradice las palabras de Rosell. En su caso sí que pasó, pues el Barcelona tomó medidas excesivas y encaminadas a acallar a un programa que ejercía el libre derecho a informar. Además, ahora el vicepresidente del club, Carles Villarrubí, ha comentado que van a meditar la opción de denunciar a la cadena madrileña, por lo que considera "un tema grave".

Mientras tanto, en Telemadrid se toman el asunto con calma y dejan claro que solo están informando. El área de deportes del canal respondió el martes a las acusaciones de Rosell y recordó que tiene buenas fuentes para hacer esta información, de manera que consideran excesivo el comportamiento del Barcelona. Y es que todo apunta a que en la Ciudad Condal están tan nerviosos y preocupados que saltan a la mínima. Y como casi siempre, los que tenemos pagar los platos rotos somos los medios de comunicación... Vergonzosa imagen la del equipo que presume ser "més que un club"...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información