Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna se sube al carro del 'Villarato'

  • En la prensa catalana hablan directamente de "Liga robada" al Barcelona
En la prensa catalana hablan directamente de "Liga robada" al Barcelona
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

Se acabó la Liga. La de la temporada que pasará a la historia por haber tenido al campeón más espectacular, el Real Madrid. El equipo de Mourinho ha hecho 100 puntos, ha marcado 121 goles y ha sido justo campeón para todo el país... ¿Para todo? Pues no, es verdad. Solo unos pocos envidiosos se resisten a decirlo, a admitirlo. Es más, dentro de estos hay otro grupo, más reducido aún. Son los que se atreven a decir lo que Guardiola insunuó en rueda de prensa tras ganarle al Málaga. Que, según ellos, ha sido una Liga robada, por (no se lo pierdan) ¡Villar!

El artículo que reproduzco a continuación se titula "Esta Liga es diferente" y está firmado por Francesc Perearnau, subdirector de 'El Mundo Deportivo'. Este periodista publicó el domingo su opinión defendiendo la tesis de que al Barcelona le han "robado" la Liga de este año. Además, se permite el lujo de hablar por todo el barcelonismo, como si todos los aficionados culé tuvieran el mal perder que él ha demostrado. Y, lo más increíble de todo, se apropia de la famosa teoría del 'Villarato' para darle la vuelta y convertirla en un supuesto movimiento conspiranoico contra su club.

 

La Liga que hoy acaba de la peor manera posible para el fútbol, con una evidente sensación de haber sido amañada por un 'villarato' vergonzoso, no puede repetirse. Tan descaradamente se ha manipulado a favor de los intereses del Real Madrid que la propia afición azulgrana, detalles propios al margen, no la ha sentido perdida sino robada, como si en realidad el Real Madrid no la hubiera ganado de forma legítima e indiscutible. Si esta sensación no es tan acusada ahora mismo es porque en el partido del Camp Nou a Guardiola no le salieron bien los inventos, como tampoco ante el Chelsea, y el Madrid se llevó un marcador que podría servir para hablar de superioridad blanca.

 

No hace falta más que salir a la calle, o leer medios de comunicación honestos para darse cuenta de que la admiración que ha provocado este Real Madrid es generalizada. Prácticamente todo el mundo reconoce que lo conseguido por los blancos es algo histórico, prácticamente insuperable. La diferencia entre el campeón y el Barcelona ha sido de nueve puntos al final, con victoria incluida en el Camp Nou, como admite Perearnau. Pero aún así, lejos de hacer una justa autocrítica, recurre a la pataleta y habla de malos arbitrajes favorables al Real Madrid. De robo. Unas acusaciones graves que ni siquiera demuestra con pruebas, con ejemplos.

 

En realidad, sin embargo, las trazas que han definido la competición son muy claras y las ha dibujado el Barça, que es quien ha bajado puntualmente el listón de su rendimiento dejando que esa escasa diferencia -que al final en el momento de la verdad cuando el Madrid visitó el Camp Nou fue de cuatro puntos- fuera suficiente para decantar el título a favor de los blancos. Dirán que el Madrid, en cambio, ha subido. No es así, al Real le han regalado esos puntos que, en circunstancias arbitrales normales, se hubiera dejado por ahí. Pero la persistente y tenaz colaboración de los Sánchez Arminio Boys no ha dado un solo respiro, al Barça le han ido quitando aquí y allí -están los vídeos para demostrarlo- y a su rival echándole una mano aquí y allá. El Madrid nunca ha caminado solo durante esta Liga manoseada que como diría Mourinho a un barcelonista le habría dado vergüenza de ganar.

 

Es decir, que él mismo admite que el Barcelona este año no ha estado precisamente muy fino. Ha bajado el listón puntualmente, como comenta. Luego añade que la diferencia ha sido escasa, pero se olvida de que un mes y pico antes de los cuatro puntos de diferencia que menciona, el Real Madrid tenía 10 de ventaja. Muchísimos. Soprendente que le parezca poco, teniendo en cuenta lo que ha pasado este año en la Premier inglesa. Y, para colmo, minusvalora el triunfo madridista en el Camp Nou, como si los blancos no hubieran ganado merecidamente el partido o los tres puntos de entonces no tuvieran mucho valor. Ese día el equipo madrileño demostró por qué era el mejor de esta Liga. Más allá de polémicas lógicas en los dos sentidos, porque todos los años corren ríos de tinta sobre supuestas ayudas y/o perjuicios arbitrales a los dos principales equipos de la Liga.


¿Quieren más argumentos? No es normal que el Barça, con el Pichichi Messi y el Zamora Valdés no haya traducido esta regularidad y la brutal cantidad de goles anotados por el argentino en otro título de Liga. Lo dicho, una Liga robada.

No se si será normal o no, solo puedo decir que este año ha triunfado el colectivo madridista por encima de las individualidades culés. Que dos jugadores de un equipo hagan una gran Liga no asegura títulos. Además, se olvida de que, si Messi ha metido 50 goles, Cristiano Ronaldo ha hecho 46. La diferencia solo se produjo al final por un puñado de penaltis señalados a favor del Barcelona, de esos catalogables como de "así, así". Qué casualidad. Messi es el Pichichi gracias a que los colegiados marcaron varias penas dudosas en las últimas jornadas. Puro 'Villarato', señor Perearnau. Del verdadero. Pero ni aún así, ni aún preguntándole el propio Villar a Sandro Rosell que qué más quería. Porque este año ha ganado el mejor. Por mucho que te duela, y por mucho que quieras ensuciar esta Liga. La que pasará a la historia por ser la más justa de los últimos años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información