Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna agradece al Real Madrid el 'fichaje' de Neymar

  • Culpan a Florentino Pérez de que el brasileño cambiara de parecer hace un año
Culpan a Florentino Pérez de que el brasileño cambiara de parecer hace un año
Defensa Central Defensa Central

En los últimos días la prensa catalana se las promete muy felices. El fichaje de Neymar parece estar muy cerca de su club, a pesar que hace un año hablaban de "despilfarro" merengue cuando era el Real Madrid el que estaba próximo a cerrar su contratación. Ahora el brasileño es la gran estrella mundial que anhelan tener y, además, se permiten el lujo de mofarse sobre el supuesto 'desprecio' del delantero a Florentino Pérez.

La periodista de 'El Mundo Deportivo' Cristina Cubero ha publicado este martes un artículo titulado "Florentino 'ayuda' al Barça" que viene a ser una mofa contra el presidente blanco. En el mismo señala que, tras varias semanas de negociaciones por Neymar, el fichaje del brasileño por el conjunto blanco se rompió por "la actitud arrogante" del presidente merengue. Lo justifica recordando que el presidente del Santos, Luis Álvaro de Oliveira, afirmó que Florentino se había comportado de esta manera al intentar negociar con ellos.

Sin embargo, estas acusaciones no son más que una manera de tapar la fea y reprobable acción llevada a cabo por Sandro Rosell para convencer a Neymar y su entorno para que rechazara la oferta merengue para irse al Barcelona. El presidente culé aprovechó sus influencias en Brasil para negociar a escondidas y 'robarle' el jugador al eterno rival, de manera que lograron convencer al padre del ariete y al presidente del Santos para que el futbolista se marchara a su club pasada alguna temporada.

La única realidad de este caso es que Neymar faltó a su palabra después de haber comprometido su fichaje con el Real Madrid, de manera que se dejó engatusar por el Barcelona. El futbolista y el Santos demostraron no ir de frente y se la jugaron al conjunto merengue a cambio de las condiciones más favorables que les vendían en Can Barcelona. Y es que Rosell no tenía prisa por fichar al jugador y eso contó a la hora de la verdad. Las faltas de respeto posteriores de Oliveira no fueron más que una excusa barata al paso atrás que habían dado. ¿Cómo justificar que habían roto su palabra? Pues acusando a Florentino Pérez de algo que no es. Curioso que sean el único club del mundo que ha hablado mal del presidente merengue. Por eso, en la caverna culé harían bien en contener su euforia, no vaya a ser que sean los siguientes en ser traicionados por el entorno del jugador...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información