Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou, el 'saboteador' de Vallecas

  • La caverna culé casi culpa al entrenador portugués por el apagón del estadio del Rayo
La caverna culé casi culpa al portugués por el apagón del estadio del Rayo
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

José Mourinho siempre tiene la culpa de todo. Es la viva encarnación del mal, un diablo entrenando al Real Madrid, que constituiría algo así como el infierno. Es la mejor conclusión que se puede sacar de la serie de comentarios que ha comenzado a circular tras lo ocurrido el domingo en Vallecas. La petición del club blanco de jugar el lunes a las 17:00 (lógica teniendo en cuenta que el Rayo no podía garantizar que a las 19:45 el problema estuviera solucionado) le ha supuesto al club y al técnico luso un nuevo tirón de orejas por parte de los de siempre. Y es que, cuando defiendes los intereses del Real Madrid, nunca puedes ser bien visto por la caverna...

La chapuza de Vallecas ha vuelto a dejar al Real Madrid y a su entrenador como el malo de la película por pretender jugar a una hora con luz natural para evitar males mayores. Ése es el pecado de Mourinho, defender los intereses de un Madrid que tiene un amistoso ante el Millonarios el miércoles. Y aunque siempre se acaba ninguneando al club blanco (quién sabe por qué motivo) y se jugó cuando quiso el Rayo, aún encima le llueven palos a los blancos por una situación que nada tuvo que ver con ellos. En este caso, recordando un suceso ocurrido hace nada más y nada menos que 14 años y por el cuál el Real Madrid se llevó una cuantiosa multa (los blancos sí la tuvieron que pagar, no como las de 'mentirijilla' de los culés).

 

Sólo han pasado 14 años (01/04/98) desde que unos energúmenos echaran abajo la portería del Fondo Sur en los prolegómenos del partido de Champions entre los blancos y el Borussia Dortmund. Aquella estampa hizo mucho daño al fútbol español, ya que no sólo fue ese desmadre sino que el ridículo alcanzó cotas inimaginables. Había que sustituir esa portería y en el glorioso Bernabéu no había recambio sino que se tuvo que ir a buscar a la Ciudad Deportiva. Tardaron 75 minutos en arreglar la comedia porque la previsión siempre brilla por su ausencia. Y, ayer, catorce años después, se vivió un nuevo episodio de este eterno chiste. Y aún hay quien, como Mourinho, le importa un bledo la afición que le paga.

 

Seguramente la imagen que da el Barcelona en el extranjero, con pancartas pidiendo la independencia, con ausencia de banderas españolas, con espontáneos saltando al césped cada dos por tres y con vuelo de objetos en cada clásico es mucho más edificante... O que le tengan que esperar, como ocurrió en Pamplona hace un par de años. Y todo ello sin castigo, claro está. Porque mientras el Madrid pagó religiosamente la multa que le puso la UEFA por el incidente de la portería, en España seguimos esperando a que cierren el Camp Nou o que le quiten aquellos tres puntos por incomparecencia. Eso sí es de república bananera. En cualquier caso, volviendo al tema que nos ocupa, cualquiera diría que fue el Bernabéu el que se quedó sin luz.

 

Mientras unos y otros estaban pendientes de que se alzara alguna voz con autoridad deportiva -la Delegada del Gobierno no regateó protagonismo- Mourinho apuntó a las 17 horas de este lunes y, si tenía que ser a puerta cerrada porque la gente, que puede, trabaja, mala suerte. Y a todo esto aparece Miguel Pardeza, representante del Madrid, y desafía señalando también a las 17 horas.

 

Dar una solución lógica a un problema es un desafío. Jugar a las 17:00 es un esperpento, según el titular que daba a la noticia Mundo Deportivo. Pero las molestias que ha sufrido el Real Madrid y que en el reglamento están tipificadas (se debería haber dado el partido por perdido al Rayo) no aparecen por ninguna parte. Quién sabe con qué nos sorprenderán mañana: quizá asegurando que fue el propio Mourinho el que cortó los cables de la luz en Vallecas. Con tal de vendernos que el portugués es un ogro, cualquier cosa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información