Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La LFP sí atendió las peticiones culés

  • No hubo sanción y RFEF y LFP miraron hacia otro lado
En 2010, permitió que el Barça llegara con retraso al Reyno de Navarra
Defensa Central Defensa Central

La LFP mostró una actitud intransigente con el Real Madrid en la noche de ayer, cosa que no hizo con el Barcelona hace dos temporadas en aquel famoso partido Osasuna-Barça, afectado por la huelga de controladores. El organismo futbolístico se negó en rotundo a aceptar la petición del club blanco para que el choque se jugase a las 17 de la tarde.

Sin embargo, si que fue condescendiente con el club catalán aquel 4 de Diciembre de 2010, cuando permitió que los culés se presentaran en el estadio osasunista con media hora retraso, después de un día en el que el club culé tomo literalmente el pelo a todo el fútbol español.

Comandado por Pep Guardiola, el equipo azulgrana solicitó el aplazamiento del choque tras considerar que era imposible llegar a tiempo, pero la Federación y la LFP se opusieron. Sin embargo, el Barça no tuvo reparos en presentarse casi media hora más tarde de las 20:00 -hora en la que tenía que arrancar el encuentro-, bajo el auspicio de ambos entes futbolísticos que decidieron mirar hacia otro lado.

Así, resulta curioso como al Barça se le permiten todos los 'caprichos' y al Real Madrid ni siquiera se le escucha sus peticiones. Una muestra más del partidismo claro y evidente que existe por el Barça en el fútbol español.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información