Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna 'baja' a CR7 del carro

  • La prensa culé pretende dejar al luso fuera de la pelea por el Balón de Oro
La prensa culé pretende dejar al luso fuera de la pelea por el Balón de Oro
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

La caverna culé sigue empujando a Leo Messi hacia su cuarto Balón de Oro. Tal es la campaña que se ha creado en Barcelona para que el argentino repita (de Iniesta ya ni se acuerdan), que Cristiano Ronaldo se ha puesto en el punto de mira una vez más. Una derrota con Portugal después de marcar ocho goles en tres partidos es motivo suficiente para intentar bajar del carro del Balón de Oro al delantero madridista, con la excusa de que no es el líder de su selección. La pregunta es... Si Cristiano no es líder, ¿Quién era el que llevaba el '7' de Portugal la pasada Eurocopa?

En Barcelona han perdido el norte completamente. La caverna culé se encuentra completamente sometida a Leo Messi, hasta el punto de que se toman en serio la candidatura del argentino al Balón de Oro. Una candidatura artificial, no por méritos, al igual que la del año 2010, en la que se llevó el premio más injusto de todos los tiempos. Mourinho defendió el valor de su jugador y destapó la realidad, los motivos reales de por qué Cristiano merece este premio en 2012. Sin embargo, en Can Barça se lo han tomado como una ofensa, y hacen valer dos goles de Leo Messi en un amistoso para intentar encumbrarlo.

 

Justo cuando Mourinho acaba de sentenciar que "sería un crimen que Cristiano Ronaldo no ganara el Balón de Oro", va Messi y se marca una exhibición con Argentina. Sus adversarios, si quieren que se lo diga en fino, o sus enemigos, directamente, si no estamos para monsergas, se están quedando sin argumentos. Hasta ahora, sus partidos con la albiceleste eran su talón de Aquiles, el punto flaco con el que se cuestionaba su condición de mejor jugador del mundo. Y sí, es cierto que Leo lo pasó mal con la camiseta de su país, incluso los propios argentinos dudaron de él, pero hace unos meses que la cosa ha cambiado radicalmente.

 

Curiosamente, el 'festival' del que habla la caverna ha hecho que Messi aparezca en todos los informativos como el principal protagonista, aparentemente como si el '10' azulgrana hubiera jugado él solo contra once. Pero nada más lejos de la realidad. Fue Di María, al que la caverna apenas menciona por su calidad de merengue, el que abrió la defensa rival en el partido de la albiceleste, asistiendo a Messi. Igualmente, Cristiano no jugó solo contra Rusia. Y sin duda no es lo mismo tener al lado a Di María, Higuaín o el 'Kun' que tener a Varela, Postiga o Moutinho. Aún así, las diferencias están claras: a Portugal sólo la pudo echar del Mundial y la Eurocopa la Selección Española, posterior campeona. A Argentina la echaron humillada en ambas citas. ¿Dónde estaba Messi entonces? 

 

El festival de la madrugada del sábado fue espectacular. Con empate a cero creó y finalizó el gol que rompió el equilibrio. Pase a Di María y desmarque centelleante hasta el remate, tal que parecía un debutante. Pero no, era él, el mejor futbolista del mundo, el que corrió hacia el gol como si le fuera la vida en ello. Una lección. Y luego, el golazo de falta, un golazo que le faltaba, por bajo, a lo Ronaldinho o Rivaldo, con una maestría y precisión increíbles. Pues eso, que Mourinho y los cristianistas tendrán que tragar. A nivel internacional, Messi también está por encima de Cristiano Ronaldo, al que ya le caen palos desde Portugal.

 

Para continuar con su argumentación, en Barcelona este año sí hablan de cifras. El año pasado, cuando Cristiano Ronaldo conquistó la Bota de Oro con un mérito enorme, con 40 goles en Liga, no tenía ningún valor. Este año, como ha sido Messi el que ha logrado ser el máximo goleador de las Ligas Europeas gracias a un arreón final en el que los árbitros le echaron una manita con varios penaltis en las últimas jornadas, sí hay que considerarlo. Cuanta hipocresía.

 

'Mou' puede alabar todo lo que quiera a Cristiano, faltaría más, pero ha cometido un error imperdonable, no sé si de cálculo o a propósito: le ha restado méritos a Leo. Y eso, se mire por donde se mire, es un tremendo fallo logístico. Si CR7 ganó la mejor Liga del mundo, Leo logró ser el máximo goleador de la historia de esa competición con 50 goles y, por cuarto año consecutivo, el más realizador de la Champions.

 

Finalmente, para no variar, tocaba la argumentación babosa del día. La de hablar del ego, del carácter o el comportamiento de ambos jugadores. Los mismos que obviaron aquella borrachera de Messi en Suecia, el plantón del argentino a una clínica infantil o sus múltiples acciones antideportivas dentro de los terrenos de juego, como escupitajos, empujones o pelotazos a la grada rival, amén de broncas a sus propios compañeros. Todo un ejemplo sin duda. Y no basado en interpretaciones, como en el caso de CR.

 

Cristiano es un grandísimo jugador, tanto como su ego. No soportó que Iniesta ganara el último premio de la UEFA y no soportaría que el Balón de Oro fuera otra vez para Leo. Por eso, Mourinho está entregado a la causa, pero por suerte vota el mundo entero, no solamente los amigos de CR7.

 

Como pueden observar, nada ha cambiado en Barcelona. Siempre las mismas argumentaciones, que sólo varían con dependencia de si hay que hablar de uno u otro equipo, o en este caso jugador. Allá ellos. A Cristiano ya lo han 'bajado' del carro, pero quién sabe si se llevarán una desagradable sorpresa. Si no es así, con seguir viendo al portugués haciéndoles goles a los culés de dos en dos el madridismo estará contento.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información