Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna ningunea a Cristiano Ronaldo

  • Los culés aún no se han repuesto del gol que dio la Liga al Madrid en el Camp Nou
Los culés aún no se han repuesto del gol que dio la Liga al Madrid en el Camp Nou
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

La caverna culé se volvió loca este lunes con la entrega de la Bota de Oro a Leo Messi. Como era de esperar, ese premio individual que nada valía el año pasado (cuando lo conquistó Cristiano), sí tiene peso cuando lo consigue el argentino. Otro de los clásicos de la prensa de Cataluña, que una vez más centró su foco de atención en subir a los altares a Messi e intentar poner a Cristiano a la altura del betún. Unos intentos que no hacen más que reflejar la profunda inquina que sienten por el delantero del Real Madrid, el mismo que les levantó la Liga en su estadio el pasado curso a pesar de los 50 goles de Messi...

La exaltación de Leo Messi queda demostrada una vez más en un patético artículo de Joan Pi en el diario Sport. Este periodista catalán pretende hacernos creer con un nivel de 'peloteo' fuera de lo normal que los 50 goles que metió Messi el año pasado en Liga valen más que los 46 goles de Cristiano Ronaldo. Sí, son cuatro goles más, pero cuatro goles no pesan más que un título de Liga con 100 puntos y 121 goles para un Real Madrid siempre liderado por el crack portugués. Es muy probable que Messi vuelva a ganar el Balón de Oro, no nos engañemos. Pero será tan injustamente como en 2010, cuando cayó de manera lamentable y estrepitosa con Argentina en el Mundial (4-0 ante Alemania). 

 

Capítulo primero. Barcelona concentra hoy el foco del universo fútbol para premiar una gesta, otra más, del mejor futbolista del planeta. Leo Messi recibirá su segunda Bota de Oro como máximo goleador europeo, merced a las 50 dianas que anotó en el último curso. Una cifra estratosférica que define, de manera indiscutible, la capacidad de este deportista único, irrepetible. A sus 25 años, Messi atesora un palmarés superlativo, con una trayectoria por la que ha sido considerado como el mejor jugador del mundo los últimos tres años. Un reconocimiento con verosimilitud de repetir por cuarta vez, pese a quien desde Madrid lleva meses en campaña para impedirlo.

 

Situar a Messi por encima de Cristiano en la lucha por el próximo Balón de Oro ya es para hacérselo mirar, pero hacerlo también con Xavi y con Iniesta es una broma de mal gusto. Desde Barcelona llevan tiempo criticando una presunta campaña de Mourinho en favor de Cristiano, pero de lo que no se han dado cuenta es de que si Iniesta se llevó el premio a mejor jugador de Europa la pasada temporada fue precisamente por la propaganda que se le ha hecho en la prensa española, especialmente en la prensa "madridista". ¿De verdad Iniesta hizo mejor temporada que Cristiano? Sinceramente, no se lo cree nadie. Nada más que los culés y los pseudomadridistas, que siguen empeñados en la honestidad de ciertos premios individuales...

 

Capítulo segundo. Aunque hay en el mundo excelentes futbolistas, que de no existir Messi habrían hecho méritos más que suficientes para convertirse en el próximo Balón de Oro, han tenido la mala suerte de ser contemporáneos de Leo. Y por mucho que Mourinho eleve el pasado título liguero a la categoría de campeonato del mundo mundial, tal vez no sea currículo suficiente como para que Cristiano Ronaldo alcance a desbancar a Messi de su trono. Hasta ahora, el único que lo ha logrado ha sido un compañero suyo, Andrés Iniesta, premiado como mejor jugador europeo, por delante también de Cristiano y su indisimulado cabreo. De hecho, si Messi tiene competencia, está más cerca que lejos. Iniesta o Xavi lo son y no es descartable que ambos terminen por delante de CR7 cuando voten seleccionadores y capitanes. Mal que le pese al malcarado señor de Setúbal.

 

Para rematarlo, nuestro amigo Joan Pi intenta equiparar a lo Tito Vilanova el Mundial de Clubes con la Liga; el torneo de la regularidad con dos partidos ante rivales de ningún peso, como el Al Sadd de Qatar o el Santos de Brasil... Réditos de la temporada anterior. De hecho, poco le queda al Barcelona luciendo ese escudo del que están tan orgullosos pero que en la práctica no vale nada, ya que lo verdaderamente importante es la forma en que se llega allí, algo por lo que Messi ya recibió su premio el pasado año. ¿Ese escudito es un argumento para volver a darle a Messi un premio?

 

Capítulo tercero. El Barça no ganó la Liga pero en el pecho luce el escudo dorado de la FIFA que le acredita como vigente campeón del Mundo. Messi vuelve a ser el máximo goleador de la Liga, ya nadie discute su liderazgo en Argentina, tiene a tiro el récord de Pelé, a quien también superará y el Barça le saca 8 puntos al Madrid. ¿Alguien da más? Messi es oro puro. 

 

Parece evidente que al barcelonismo se le sigue cayendo la baba con Messi, pero una cosa es el cariño que se le tiene a un futbolista y otra negar una evidencia como una casa: que en 2012 Cristiano ha sido más determinante para el Real Madrid y para Portugal que Messi para el Barcelona y Argentina. A partir de aquí, cada uno que saque sus propias conclusiones...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información