Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna culé defiende al Levante

  • Sergio Ramos se une a Pepe en la lista de ataques de la prensa catalana
Sergio Ramos se une a Pepe en la lista de ataques de la prensa catalana
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

La caverna culé tiene una forma muy peculiar de comportarse. Cuando el FC Barcelona sufre la dureza de un equipo rival (muy pocas veces) se encarga de denunciarlo por activa y por pasiva, pero cuando es el Real Madrid el que recibe los golpes de un terreno de juego la cosa cambia hasta el punto de que da la sensación de que los blancos se lo merecían. Es lo que ha pasado tras lo ocurrido en el campo del Levante. Sergio Ramos alzó la voz por la (presunta) agresión post partido de Ballesteros a Pepe, pero en Barcelona no ha gustado que el sevillano diera la cara por su equipo y ya le han dedicado una de sus bochornosas 'tiras cómicas' (es decir, uno de sus vergonzantes artículos).

Firmado por el redactor Ángel Pérez Serrano, Mundo Deportivo publicaba este lunes un texto que dejaba a las claras que en Barcelona importa bien poco lo que ocurriera en el Ciudad de Valencia, ya que para la caverna el Real Madrid siempre tiene algo por lo que callar. Así llevan toda la vida intentando silenciar al madridismo, que desde hace unos años ha dejado de poner la otra mejilla. Sin embargo, y para no variar, una vez más se ponen en ridículo haciendo comparaciones fuera de lugar. En este caso, con Sergio Ramos en el punto de mira...

 

Sergio Ramos declaró tras el encuentro del Real Madrid en el campo del Levante que “Si a Ballesteros le gusta el boxeo que cambie de deporte”. Las acusaciones del defensa madridista tuvieron su origen en la actitud agresiva del zaguero granota durante el encuentro y en el túnel de vestuarios, donde, al parecer, protagonizó una agresión a Pepe. Lo que debió olvidar Sergio Ramos en la zona mixta del Ciutat de Valencia es que él no es precisamente el jugador más adecuado para criticar a un compañero y emplazarle a dedicarse al boxeo.

 

Una vez más, como pueden comprobar, en Barcelona intentan tapar el sol con un dedo. Pasan por encima del comportamiento antideportivo de Ballesteros y compañía para cargar contra Sergio Ramos, el segundo capitán del Real Madrid que demostró sus galones en zona mixta dando la cara por los suyos. Quizá por esto se ha llevado la 'colleja' de la caverna, que pretende hacernos creer que es lo mismo tener un calentón dentro del terreno de juego que esperar con alevosía la salida de los rivales en el túnel de vestuarios con el fin de agredirles.

 

La agresión del defensa de Camas a Carles Puyol todavía está en la retina de los aficionados al fútbol. Fue durante el famoso 5-0 que el Barça le endosó al Madrid en el clásico de la temporada 2010-11, en los instantes finales del partido, Ramos propinó una brutal patada a Leo Messi cuando conducía el balón por el centro del campo. Cuando Puyol acudió a recriminarle la acción, Ramos le soltó un manotazo en la cara. Precisamente la actitud que el propio Ramos recriminó a Ballesteros.

 

Como pueden observar, manipulación pura y dura. ¿O acaso es lo mismo una reacción en caliente y de cara que acciones como la de Ballesteros? Una vez más, en Barcelona se intenta justificar las agresiones al Real Madrid sacando los trapos sucios de los blancos. Los mismos trapos que le esconden a 'leñadores' como Sergio Busquets, Daniel Alves o Javier Mascherano. En Barcelona tendrían mucho que callar, pero siguen hablando más de la cuenta ejerciendo un periodismo lamentable y realmente irresponsable.

 

La acción con Puyol no fue un islote en la carrera de Ramos, que en la temporada pasada, también en su visita al campo del Levante, debió ser expulsado después de dar una patada por detrás y sin balón a Asier Del Horno. Dos semanas más tarde, el Madrid visitó Vallecas. En aquel encuentro Ramos añadió un muevo capítulo a su historial de agresiones. En este caso dio un codazo a Diego Costa que no sufrió castigo alguno.

 

No contentos con rememorar la acción de Ramos con Puyol, por la que el sevillano pidió disculpas, el ataque continúa al recordar dos presuntas agresiones a Del Horno y Diego Costa. Presuntas por no decir inexistentes. Pero como en Barcelona, cuando se trata del Real Madrid, se ponen a la misma altura los lances fortuitos del juego que las acciones fuera del campo, hay poco más que decir... Sólo que la caverna remata recordando que Sergio Ramos es el jugador más expulsado de la historia del Real Madrid, con 11 en 278 partidos. Curiosamente, con el Sevilla no fue expulsado ni una vez...

 

Todas estas acciones han llevado a Sergio Ramos a ser el jugador del Real Madrid más expulsado en la historia del conjunto blanco en Liga. Ramos superó el registro de Hierro el pasado mes de marzo. El ex jugador del Madrid fue expulsado en 10 ocasiones en 439 partidos, mientras que Ramos acumula 11 expulsiones en 278 partidos.

 

Este tipo de irresponsabilidad periodística está llevando la violencia a los terrenos de juego cada vez más, y casi siempre con el mismo protagonista, el Real Madrid. Florentino, Cristiano Ronaldo, Mourinho, Pepe, ahora Sergio Ramos... ¿Hasta dónde vamos a llegar?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información