Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La caverna 'mata' a José Mourinho

  • En Barcelona utilizan como metáfora la 'muerte' deportiva del entrenador portugués
En Barcelona utilizan como metáfora la 'muerte' deportiva del entrenador portugués
EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL EL INFILTRADO - DEFENSA CENTRAL

La caverna culé tiene una curiosa forma de disfrutar del liderato del FC Barcelona. Su equipo está en la primera posición de la tabla, domina con claridad el campeonato y ve a su rival más próximo a siete puntos. Sin embargo, en Can Barça siguen hablando del Real Madrid y de José Mourinho, demostrando que la enfermedad que padecen no ha cesado. 'Madriditis' o 'Mourinhitis', da lo mismo. En estos tiempos, es casi lo mismo. El odio irracional hacia todo lo que huela a Madrid lleve incluso a 'bromear' con la muerte...

Mientras el Real Madrid demuestra su señorío animando a Tito Vilanova a que supere su horrible enfermedad, en Barcelona siguen viendo al club blanco como su diana particular. Y, aunque sólo sea como una metáfora deportiva, emplean la 'muerte' para señalar a José Mourinho. Un sustantivo muy revelador... En Can Barça quieren ver muerto a Mourinho, no soportan que el portugués haya sido el entrenador capaz de destronar al que califican como "mejor equipo de la historia". Y aprovechan todo para cargar contra el luso, incluso unas palabras que pronunció hace tres años sobre Pellegrini y que el propio chileno ya ha olvidado...

 

El fútbol da más vueltas que una noria descontrolada, giros impensables del destino que, como en el caso de Pellegrini Mourinho, pueden convertir la venganza en el plato más dulce para el cocinero pero más amargo y atragantado para el comensal, portugués en este caso. Anoche en La Rosaleda, el día que Mourinho chuleó a Casillas exhibiendo toda su prepotencia, aquel entrenador al que ninguneó también sin necesidad, de pura soberbia, diciendo que él nunca ficharía por el Málaga, le mordió limpiamente en la yugular, dejando una herida por la que este Madrid de 'Mou' sangrará durante días hasta morirse.

 

Según la caverna, el Real Madrid sólo ha exhibido 'pegada' desde que Mourinho está en el Real Madrid. Curiosamente, lo que este año está fallando es lo que destacan como el principal punto fuerte de los equipos del portugués. La seguridad defensiva de las últimas dos temporadas o el equilibrio hallado no tienen nada que ver. Sólo la pegada. Cabría recordar al barcelonismo que la 'pegada' de Messi es lo que les mantiene en cabeza de la tabla. Eso, y los árbitros. Pero ellos prefieren insultar al rival, calificando de 'dictador' y 'cacique' al entrenador del Real Madrid. Por poco más, Carlos Boyero se llevó una denuncia.

 

Seguramente Pellegrini no lo había buscado, su trayectoria es la de un profesional intachable que procura ganarse la vida sin pisar a nadie, pero sí que Mourinho, una especie de príncipe consentido, se ha merecido esta derrota definitiva al presentar un equipo con pegada y nada más, sin alma ni cohesión y con futbolistas víctimas de la dictadura de un cacique con más autoridad de la debida.


En Barcelona se sigue llorando por los arbitrajes de la temporada pasada, se habla de Liga "muy bien arbitrada" y de una Copa "arañada" para calificar los éxitos de Mourinho en el Real Madrid. Tienen la poca vergüenza de hablar de árbitros cuando los cuatro títulos más importantes que tienen en su palmarés, sus cuatro Copas de Europa, los han robado. Que pregunten a sus muchas víctimas arbitrales en España y Europa qué se siente cuando se juega contra el Barcelona. Por otro lado, insisten en el lema de la cantera señalando a Cristiano como mercenario, cuando el más mercenario de todos lo tienen en su casa: un Leo Messi que para seguir en Barcelona está sangrando al club económicamente. Eso sí es una tomadura de pelo.

 

Pellegrini dejó el banquillo del Bernabéu habiendo ido al límite de las posibilidades de aquel vestuario que fue finalmente superado por el mejor equipo de todos los tiempos, el Barça de Messi, un equipo imparable y casi invencible. En tres años, el botín de 'Mou' habrá sido de una Liga muy bien arbitrada y de una Copa arañada por la mínima, pero sin el menor rastro de proyecto o de evolución, con un Cristiano triste porque nadie en el Madrid le enseña la pasta que sí le enseñan otros equipos y unos fichajes carísimamente sospechosos que, comparados con la fertilidad de la cantera azulgrana, suenan a tomadura de pelo.

 

Para rematarlo, en Barcelona demuestran su 'seny' deseando todo el mal posible para José Mourinho. En el fondo, el odio hacia el portugués no hace más que reflejar el daño que éste ha hecho en Can Barça. El luso es el único que les ha quitado títulos en los últimos años, y eso hace mucha pupa. Por eso quieren que se vaya del Madrid, y a ser posible que no fiche por un equipo que entre en competencia directa con el club azulgrana. No sea que los vuelva a coger por banda como ya ha hecho en más de una ocasión.

 

Mourinho llegó al Bernabéu riéndose de Pellegrini y se irá humillado por su Málaga. Con las vueltas que da el fútbol quién sabe si 'Mou' no acabará mendigando un banquillo así con el tiempo.

 

Como pueden observar, éstos son los valores del barcelonismo. Dan lecciones de madridismo faltando al respeto e insultando al entrenador del Real Madrid, un Mourinho que habrá podido tener muchos errores este año, pero al que se está tratando de forma muy injusta. El fútbol tiene muy poca memoria, pero desde este infiltrado les recuerdo que el año pasado el Madrid ganó la que es hasta la fecha la mejor Liga de la historia. Y en el banquillo estaba el portugués. Por algo será que en Barcelona lo quieren ver fuera...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información