Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Tuve ganas de chulear a Florentino"

  • El presidente del Barcelona demuestra el seny y los valores culés
El presidente del Barcelona demuestra el seny y los valores culés
Defensa Central Defensa Central

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, sigue haciendo subir el pan cada vez que abre la boca. El dirigente azulgrana se mostró radiante tras la concesión del cuarto Balón de Oro para Leo Messi, pero en lugar de disfrutarlo con los suyos y de celebrarlo con respeto y deportividad, el presidente culé no tuvo otra ocurrencia que demostrar por qué el Barcelona es y será un club segundón, siempre a la sombra del Real Madrid.

 

Rosell decidió dar rienda suelta a su vanidad y prepotencia en declaraciones para la televisión catalana Esport 3, donde demostró que en Barcelona no sólo no saben perder, sino que tampoco saben ganar. Y es que, en lugar de felicitar a Leo Messi por su conquista y de alegrarse por él, el carácter del barcelonismo conlleva no alegrarse por ganar títulos o premios, sino únicamente porque no los haya ganado el rival. Patético. Como lo fueron las palabras de Rosell restregando el cuarto Balón de Oro de Messi al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

"No sé si el ciclo que está viviendo el Barcelona se repetirá en el futuro. Seguro que algún día va a acabar, pero vamos a intentar que dure lo máximo posible. Que Messi gane su cuarto Balón de Oro es como ganar la Champions. Es tan importante que me han dado ganas de hacerme un poco el chulo con Florentino Pérez. Estoy muy orgulloso de ser del Barça", espetó. Palabras que sin duda chocan con el señorío, la humildad y los valores que nos venden del FC Barcelona. Cuánta hipocresía.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información