Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El doble rasero de la intensidad

  • Los rivales 'aplauden' al Barcelona y 'patean' al Real Madrid
Ante Madrid y Barcelona
Defensa Central Defensa Central

Tras el partido ante el FC Barcelona, el argentino del Málaga Martín Demichelis aseguró que tuvo ganas de aplaudir al club azulgrana. Una vez más, la actitud de los rivales azulgrana deja mucho que desear en contraposición con el empeño que ponen todos los equipos ante el Real Madrid. ¿De verdad un jugador tiene ganas de aplaudir a un rival cuando le están bailando?

La actitud y la confianza en uno mismo son los dos factores principales que llevan al éxito en el fútbol. Cuando ambas fallan, lo normal es que ocurra lo que al Málaga le ocurrió ante el Barcelona. El argentino Martin Demichelis declaró al final del encuentro ante los azulgrana que le dieron ganas de aplaudir a su rival durante la segunda mitad. Pero una cosa es felicitar al rival cuando el partido ha finalizado, y otra muy distinta poner la alfombra roja...

Cualquier futbolista profesional se desquicia cuando el rival lo marea, algo que le ocurrió al Málaga de Pellegrini ante el Barcelona. En ese momento llegan las patadas, fruto de la desesperación. El fútbol es así. Sin embargo, ante el Barcelona todo parece distinto. Y es que, como aseguró Demichelis, los rivales no se comen el césped frente a los culés. Simplemente, se dedican a mirar al rival y a aguantarse las ganas de aplaudir.

Por desgracia, no es la primera vez que esto sucede en la Liga. Hace unas semanas, el Barcelona se marchó de rositas del feudo del Levante, mientras que el Real Madrid se marchó molido a patadas y con Cristiano con una herida en el párpado. Mientras que contra los blancos se emplea la violencia, contra los azulgrana ni siquiera se aplica un poco de intensidad. ¿Quiso aplaudir Demichelis al Madrid cuando el año pasado le metió cuatro? Seguramente no...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información