Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Petit: "El Barcelona era un club podrido por los clanes"

  • El ex internacional francés destapa las miserias culés en su biografía futbolística, 'A Flor de Piel'
Defensa Central Defensa Central
Emmanuel Petit, campeón de Europa y del Mundo con la selección francesa, ha escrito un libro en el que repasa sus 20 años en la elite futbolística. "A flor de piel" acaba de salir a la venta en España y en él, el centrocampista francés dedica un capítulo a su pasado blaugrana que lleva por título "Barcelona, para mi desgracia".

Sobre la única temporada en la que el galo jugó en el Camp Nou, Petit reconoce haber vivido una de sus peores experiencias en un club "podrido por los clanes". "El único lamento en mi vida ha sido el de dejar el Arsenal por el Barcelona" afirma el francés, que compara a la Junta Directiva del club catalán, por aquel entonces presidido por Joan Gaspart, con "vendedores de alfombras, eran verdaderos liantes" debido a las discusiones sobre su traspaso y su ficha.

Tambíen tiene palabras para los que fueron sus compañeros, de los que dice que "no me prestaron atención ni me saludaron" cuando se incorporó al equipo en la pretemporada en Holanda. "En poco tiempo vi que había tres clanes bien establecidos: los catalanes, los holandeses y los demás. Adiós a la unidad". Su primer encuentro con Serra Ferrer ("un payaso y un incompetente, jamás había visto una cabeza de canica como la suya") tampoco fue positivo ya que el técnico no sabía cuál era su posición en el campo, lo que hizo entender a Petit que su presencia "formaba parte de las ambiciones políticas de Gaspart para trepar hacia la presidencia".

Recuerda haberse convertido en "un apestado a quien no había que acercarse para no contaminarse" cuando, contestando a una pregunta de los periodistas sobre la derrota del equipo ante el Besitkas por 3-0, afirmó que al equipo le faltaba carácter. Con Bakero estuvo a punto de llegar a las manos cuando en un partidillo entre titulares y suplentes, el francés salvó un gol del contrario y Bakero le pidió ser más receptivo. "Estuve a punto de partirle la cara a ese retaco, quien me había hecho soñar cuando era joven" declara Petit.

Uno de los momentos más tensos que recuerda fue cuando los técnicos rechazaron su petición para irse a su país debido a la muerte de su padre. La llegada de Carles Rexach no le pudo frenar, "era demasiado tarde. Cada día que pasaba era un día ganado para acercarme a la libertad" afirma Emmanuel Petit en su libro, otro más que descubre todas las miserias que azotan a Can Barça.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información