Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Burdeos 1-3 Roma

  • Baptista rescata a la Roma de la debacle, en un partido con 'potragonismo' español
EFE EFE
El Roma se impuso en campo contrario al Burdeos por un contundente 1-3 con un Julio Baptista que celebró su cumpleaños con dos goles y ante la incógnita de saber si los franceses se hubieran desinflado igual si Henrique no hubiese visto una severa cartulina roja cuando su mejor estaba jugando su equipo, mostrada por el árbitro español Undiano Mallenco.

Los bordoleses ofrecieron algo más de treinta minutos de muy buen fútbol, bien posicionados, moviendo rápido el balón y llevando las riendas del encuentro, con justa recompensa en el gol que les adelantaba ante un Roma que no se encontraba agusto.

Pero el partido cambió cuando los franceses ofrecían su mejor versión y estos salieron perjudicados, a pesar de jugar en casa, con una severa expulsión del central brasileño Henrique que dejó a su equipo herido de muerte, a pesar de ir por delante en el marcador.

El conjunto romano supo aprovecharse de las circunstancias y se recompuso tanto mental como físicamente para asestar tres puñaladas al Burdeos que le van a complicar mucho su clasificación para la siguiente fase de la Liga de Campeones, con cero puntos en el casillero, siete goles en contra en dos partidos y un solo tanto a favor.

Los bordoleses asumieron desde el inicio su condición de locales frente a un Roma intranquilo, que buscaba fortuna a la contra y que evidenciaba que no tenía a nadie en el campo capaz de llevar la batuta, ante la ausencia por lesión de Francesco Totti como director de orquesta.

Los franceses avisaron en el minuto 11 con una jugada eléctrica con pared entre Chamakh y Jussiê que culminó con un tiro de este último que el guardameta Doni logró despejar. Y volvieron a advertir un minuto después, con un disparo de Gourcuff que se marchó por la derecha de la portería italiana.

Otra vez, triste Roma de inicio

Arrinconados en su campo, los romanos no conseguían imponerse ordenadamente en defensa, y llegó el primero del encuentro.

Un balón largo se envenenó en el costado izquierdo del área italiana y terminó en las botas de Gourcuff, que se inventó un disparo cruzado y ajustado a la base del palo derecho, subiendo el 1-0 al marcador.

El Roma reaccionó tras el gol en contra. Mientras los italianos intentaban tomarle la medida al encuentro, fue aumentando el contacto físico y las reyertas.

Temeroso de que el partido se le fuera de las manos, Undiano Mallenco mostró una discutible cartulina roja al defensa central brasileño del Burdeos Henrique tras un codazo de éste a un defensa italiano en el área romana.

Tras varios minutos de poco fútbol y mucho roce bronco, volvió a aparecer Gourcuff para internarse gracias a una elegante galopada desde el centro del ataque hasta el fondo de la banda izquierda y volver loca a la defensa romana con quiebros a diestro y siniestro, en una jugada que terminó en un extraviado disparo de Wendel.

En un inicio del segundo tiempo en el que hubo bastante lluvia, varias tarjetas amarillas y escaso fútbol, el gol del empate italiano llegó en forma de regalo de cumpleaños para Vucinic, que remató de cabeza un córner centrado por De Rossi en el día de su 25 aniversario.

Baptista, revulsivo

Estuvo acertado el técnico de la Roma, Luciano Spalletti, con los cambios, pues no sólo el primer gol provino de un saque de esquina provocado por Chuka, sino que además el brasileño Julio Baptista colocó el 1-2 en los marcadores electrónicos del Estadio Jacques Chaban-Delmas.

El brasileño, que también celebraba cumpleaños hoy, 27 primaveras, ejecutó de manera soberbia un saque de falta que deslizó por encima de la barrera y colocó en el fondo de la red.

Adelantados en el marcador, los romanos se fueron creciendo ante un Burdeos que se desinflaba por momentos y que no conseguía hacer llegar balones al que fue la estrella del primer tiempo, el joven de 22 años Gourcuff, desaparecido en la segunda mitad.

A partir de ahí, los italianos se fueron aposentando en el resultado frente a un Burdeos que perdía aire como un globo maltratado por una aguja y, sin demasiada sorpresa, llegó el tercero y definitivo gol italiano.

La noche para los romanos iba de aniversarios y Baptista volvió a celebrar el suyo finalizando un centro de Taddei en el minuto 82 que destrozó cualquier tentativa de los bordoleses de evitar la derrota en casa y que complica mucho su continuidad en Liga de Campeones.

Al contrario que la Roma, que mantiene vivas sus esperanzas tras reponerse del traspiés (1-2) frente al modesto CFR Cluj rumano en la primera jornada y al que beneficia el empate a cero del Chelsea en campo del CFR Cluj.

Ficha técnica:

1. Burdeos: Valverde, Jurietti (Gouffran, min. 78), S. Diawara, Chalmé, Henrique, A. Diarra (cap), Fernando, Gourcuff, Chamakh, Jussiê (Wendel, min. 37) y Obertan (Planus, min. 40).

3. Roma: Doni, Panucci (cap), Riise, Mexès, Cicinho, Perrotta, Taddei, De Rossi, Aquilani (Chuka, min. 51), Ménez (Baptista, min. 51) y Vucinic (Brighi, min. 84).

Goles: 1-0, min.18: Gourcuff; 1-1, min. 64: Vucinic; 1-2, min. 71: Baptista; 1-3, min. 82: Baptista.

Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (España), expulsó a Henrique y amonestó a A. Diarra y Chalmé por parte del Burdeos y a Panucci, Taddei, Baptista y De Rossi por parte de la Roma.

Incidencias: Partido de la primera fase de la Liga de Campeones disputado en el Estadio Jacques Chaban-Delmas, ante unos 30.000 espectadores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información