Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Peor derrota del Atlético a domicilio en 41 años

EFE EFE
El 6-1 encajado contra el Barcelona en el Camp Nou, la mayor goleada sufrida como visitante por el Atlético de Madrid en los últimos 41 años, ha rodeado de dudas el ambicioso proyecto del equipo rojiblanco, que ha iniciado la Liga con las mismas victorias que derrotas: tres.

En apenas 72 horas ha pasado de su convincente triunfo contra el Marsella (2-1) en la Liga de Campeones, en la que es líder del grupo D, a un tropiezo alarmante en la competición española por lo abultado del marcador y por la imagen del equipo ante uno de sus rivales directos por las primeras plazas de la clasificación.

"Ha sido lamentable. No hay una explicación para encajar tres goles de esa manera en ocho minutos. Ahí terminó el partido, lo poco que duró el encuentro. Nos superaron en todo. Esa es la única lectura", aseguró anoche el entrenador mexicano Javier Aguirre tras la derrota en el Camp Nou.

Ese partido significó la mayor goleada a domicilio del Atlético desde hace 41 años. Desde la duodécima jornada de la campaña 1967-68, el equipo madrileño no sufría un golpe igual en Primera División. Fue el 10 de diciembre de 1967 contra el Athletic de Bilbao (6-1).

No es la mayor derrota de la historia liguera del conjunto rojiblanco lejos de su estadio (el 5 de diciembre de 1954 perdió contra el Celta de Vigo por 8-1), pero sí ha disparado las dudas en torno al equipo. Y con el mismo protagonista: el Barcelona, que ya le marcó seis goles hace más de un año en el Vicente Calderón (0-6).

De hecho, el Atlético, en sus 2278 duelos en la máxima categoría, sólo ha encajado seis o más goles en catorce encuentros: cuatro contra el Barcelona (6-1, anoche; 0-6, en 2006-07; 7-3, en 1956-57; y 6-1, en 1952-53); otras tantas con el Athletic de Bilbao (6-1, en 1967-68 y 1929-30; 7-3, en 1951-52; y 6-0, en 1941-42); dos con el Valencia (6-0, en 1949-50, y 6-1, en 1945-46); dos con el Celta de Vigo (8-1, en 1954-55, y 6-1, en 1945-46); una con la Real Sociedad (6-1, en 1951-52) y una con el Real Unión de Irún (8-2, en 1929-30).

El último resultado en el Camp Nou, con un 3-0 en los primeros nueve minutos, múltiples fallos defensivos y una desaparición casi absoluta en ataque, también ha frenado la sensación de fiabilidad del equipo rojiblanco en ese inicio de temporada, sobre todo en su zona de atrás, desastrosa frente al Barcelona.

Y, al mismo tiempo, ha reabierto el debate sobre la amplitud de su plantilla, después de las lesiones de futbolistas importantes como el uruguayo Diego Forlán o los portugueses Simao Sabrosa y Maniche, además de Pablo Ibáñez y el griego Giorgios Seitaridis.

De momento, el Atlético, que en Barcelona encajó dos tantos más que en las cinco primeras jornadas de Liga (4), ha sumado las mismas victorias que derrotas (3) en el actual arranque de la competición liguera, en el que lleva nueve puntos, el peor inicio del entrenador mexicano Javier Aguirre al frente del conjunto madrileño.

Desde la llegada del técnico al banquillo rojiblanco, en el verano de 2006, el equipo había llegado a estas alturas de campaña con más puntos en la clasificación. Así fue la pasada temporada, con 11, y en 2006-07, con 13, después de las seis primeras citas del campeonato.

Ahora, con el parón de selecciones nacionales por medio, espera el Real Madrid, el siguiente rival del Atlético en el estadio Vicente Calderón, una buena prueba para determinar si la goleada encajada anoche en Barcelona fue un accidente o un aviso muy serio para el futuro liguero del conjunto rojiblanco esta temporada.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información