Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Blatter: "La FIFA no pretende chocar con ley europea para aplicar el 6+5"

EFE EFE
El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, ha afirmado hoy que la FIFA "no pretende entrar en conflicto con la legislación europea" para aplicar la norma "6 5", aunque sí mostró su "esperanza" de que la ley comunitaria pueda ser "reinterpretada o modificada" para adaptarse a dicha propuesta.

Tras reunirse con el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pottering, y con la Comisión de Deportes de la Eurocámara, Blatter dijo que la FIFA y la UE "comparten principios sobre el deporte", y se declaró "optimista" acerca de la posibilidad de que su propuesta salga adelante.

En virtud de la norma conocida como "6 5", el máximo organismo del fútbol establecería que los equipos deben alinear al menos a seis jugadores seleccionables en el país de origen del club, una medida a la que se oponen tanto la UEFA como la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario considera que dicha norma chocaría con la libre circulación de trabajadores, y respalda el sistema "home-grown" (literalmente, "crecido en casa"), una alternativa propuesta por la UEFA y consistente en valorar la cantidad de años que un jugador ha jugado en un país en lugar de su nacionalidad.

Blatter dijo que el sistema "home-grown" no ayudaría a resolver los "males que afectan al fútbol actual", entre los que citó el tráfico de jugadores menores de edad, la falta de identificación de los aficionados con sus equipos y la compra de clubes por parte de magnates "que sólo se preocupan por el dinero".

El dirigente de la FIFA pidió la ayuda de la CE "para proteger a los jóvenes", y para promover el papel de los clubes de fútbol "como referentes sociales", en lugar de meros actores económicos.

Para Blatter, el 6 5 es una "filosofía deportiva" más que una normativa, que ayudaría a "devolver el equilibrio en el fútbol" evitando que los mejores jugadores se concentren en los equipos más ricos de las ligas europeas.

En particular, citó a la liga inglesa como "ejemplo negativo" de esta concentración de poder económico, y señaló que las inversiones multimillonarias que se han realizado en algunos clubes "perjudican a la competitividad y a la esencia" del balompié.

Asimismo, Blatter dijo que la FIFA "ya no está sola" en su intención de sacar adelante la norma "6 5", ya que ha recabado apoyos entre las federaciones de otros deportes como el baloncesto, el balonmano o el voleibol.

La CE, por su parte, reafirmó su rechazo a esta norma por "cuestionar la ley comunitaria", aunque sí ofreció su apoyo a Blatter para mejorar la protección a los futbolistas menores de 18 años, según dijo un experto del Ejecutivo comunitario.

La Comisión no considera que el cambio de la legislación europea sobre la libre circulación de trabajadores "pueda aumentar la identificación de los aficionados con sus clubes", y cree que el sistema propuesto por la UEFA "es el mejor camino a seguir", según la misma fuente.

Pese a sus divergencias con ambas instituciones, Blatter dijo que está "dispuesto a seguir dialogando", y descartó por el momento la posibilidad de fijar la temporada 2010-2011 como primera fecha para aplicar la norma de forma progresiva, con un límite de "4 7" en lugar de 6 5.

Por último, el presidente de la FIFA anunció su intención de "endurecer" la lucha contra el racismo en el fútbol, estableciendo sanciones como el descuento de puntos o incluso la eliminación de competiciones en lugar de multas económicas.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información