Ir a versión clásica Ir a versión móvil

38 kilos a la basura

  • Keita, Yaya Touré y Gudjohnsen juegan menos que Busquets
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid


38 millones de euros tirados a la basura. El Barcelona de Joan Laporta y Pep Guardiola, pese a las evidentes telarañas que adornan la caja fuerte del Camp Nou, no tiene problemas en despilfarrar el dinero. Tres de los fichajes del club azulgrana de los últimos tiempos, cada uno de ellos en una temporada diferente, han perdido protagonismo en el club para darle entrada en el equipo a Sergio Busquets, el hijo de un ex compañero de vestuario del hoy entrenador barcelonista.

Los números son elocuentes. Ni siquiera el malí Seydou Keita, quien llegó al Barcelona en medio de una tremenda expectación, consigue consolidarse en el equipo: el titular es el canterano, otro de esos clones fabricados en La Masía tan propensos a la interpretación escénica y a gustarse delante de las cámaras. Keita, quien le fue arrebatado al Sevilla este pasado verano después de que el equipo azulgrana depositara el importe de su cláusula de rescisión (14 millones de euros), ha jugado hasta el momento 268 minutos en Liga, por los 348 (casi un partido más) de Busquets.



No les van mejor las cosas a Yayá Touré y a Gudjohnsen. El costamarfileño, vendido por la prensa probarcelonista como la versión hipermusculada de Makelele, apenas ha disputado 126 minutos en el presente Campeonato Nacional de Liga, ni dos partidos completos: no está mal para los 12 millones de euros que costó. Algo mejor sí le van las cosas al islandés, readaptado a una posición de mediocampista que precisamente fue el detonante de su marcha del Chelsea, según la Prensa proculé. 12 millones de euros costó Gudjohnsen, quien ha jugado 191 minutos en Liga.

Ése despilfarro de 38 millones de euros, sin embargo, no le hace preguntarse al circo mediático proculé el por qué de sus fichajes. Es más, el problema lo ven en el Real Madrid, concretamente en Saviola, ése jugador que llegó gratis."Saviola el olvidado", dicen. Pues más les valdría acordarse de en qué se gastan los dineros los responsables del club de sus amores.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información