Ir a versión clásica Ir a versión móvil

España venció con solvencia

  • Los de Vicente Del Bosque se impusieron por un cómodo 0-3 gracias a los tantos de Juanito, Villa y Puyol
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica
A pesar del frío y de que el rival no invitaba mucho a las florituras, España se impuso con solvencia en Estonia. Los nuestros demostraron saber moverse en campos complicados y se llevaron el triunfo con relativa comodidad gracias a las cabezas de Juanito y Puyol y a un penalti de Villa. Casillas sigue haciendo historia con la roja.

España saltó al pasto de Estonia, nunca mejor dicho, con la intención de ver pasar el tiempo. Los nuestros pensaban que el transcurrir del partido, y el ver pasar los minutos, les beneficiaría en pos de obtener una cómoda victoria. No se equivocaban los actuales campeones de Europa, eso sí, como en toda película hubo que pasar por algún apuro antes de domar al "pulgoso" equipo estonio.



Que Estonia sea la selección número 128 del ránking de la FIFA lo dice todo. Las palabras balón, cuero, esferérico o pelota, les deben de sonar, poco menos, que a chino. No se explica de otra forma la colección de patadas y el recital de agarrones que sufrieron los nuestros en los primeros minutos de partido. Habría que decirles que los golpes había que dárselos a esa cosa redonda llamada balón y no a las piernas de los jugadores que visten con una camiseta de un color diferente a la tuya. Los "salvajes" estonios dejaron su tarjeta de visita en la cara de Sergio Ramos que recibió un codazo dentro del área de Piiroja, que de haberlo visto el sueco (qué gran nacionalidad para definir un arbitraje lamentable a pesar de la diferencia de nivel entre los contendientes). También se pasaron en forma de recado por las piernas de Xabi Alonso, Cazorla e, incluso, de Puyol, un habitual propinador que pasaba a ser paciente receptor.

Susto y...0-2

El atasco que Estonia formó en los primeros compases del juego, unido al juego rompepiernas que promulgaban, ralentizó el juego español. Incluso, el ángel de la guarda de nuestra portería, el mostoleño y récordman español de imbatibilidad con la roja, Don Iker Casillas, se encontró, de repente, con la cara del estonio Voskoboinik frente a su portería. Casillas, con el nerviosismo habitual que le caracteriza, tapó todo el hueco habido y por haber. Al estonio se le hizo de noche, y el amarillo que portaba Casillas hizo el resto.

España es un equipo que se basa en el juego de toque pero que, desde luego, no renuncia a la estrategia. Una falta ligeramente escorada en el vértice izquierdo del ataque español pateada por el violinista Xavi, fue rematada por "mister músculo" Juanito que arqueó la testa en el borde del área pequeña para impulsar el balón al fondo de la portería de Estonia.



Cuesta abajo, España jugó sus mejores minutos. La dupla Villa-Torres fabricó el segundo tarto de los nuestros. El primero de ellos se escoró a la banda derecha y centró al área para que Torres fuera empujado por Barengrub y el sueco decretara penalti para España. El asturiano tomó la pelota para fusilar al portero estonio y estirar el luminoso a los dos goles de diferencia.

Sudores de Iker

El partido se estaba enfriendo en exceso y la defensa española decidió que era el momento de que Casillas sudara su récord. Sin emoción no hay triunfo debieron pensar. Un par de acciones Kamikazes de la línea de cuatro española, hicieron trabajar al bueno de Iker. En la primera de ellas, Voskoboinik se encontró con las santas manoplas del portero de Móstoles cuando tenia la palabra gol en las venas de su fría garganta. En la segunda acción, Iraola que, previamente había salido al campo para dar descanso a Ramos, profundizó con una asistencia al delantero estonio Voskoboinikov que trató de recortar a Casillas pero que mandó el balón a Lituania.

Una nueva cabeza volvió a aparecer para darle otro tanto a España. Otro toque sublime de Xavi en el lanzamiento de una falta fue rematado de cabeza por Torres que se encontró con la oposición del larguero que evitó el tanto en primera estancia, aunque rizitos Puyol estaba sobre la cal de la portería para remachar el 0-3. Un trámite que se saldó con triunfos: el deportivo, el descanso de Sergio Ramos y, sobre todo, el récord de imbatibilidad de Casillas con España. Estamos de dulce.





Ficha técnica:

Estonia: Londak, Jaager, Piiroja, Barengrub, Kruglov, Lindpere (Klavan 74"), Dmitrijev, Kink (Puri 58"), Vassiljev, Vunk y Voskoboinik (Saag 73")

España: Casillas; Sergio Ramos (Iraola 53"), Puyol, Juanito, Capdevila; Xabi Alonso, Xavi; Cazorla, Iniesta (Riera 78"); Villa (Cesc 69") y Torres

Goles: 0-1 Juanito (33"), 0-2 Villa (pen.37"), 0-3 Puyol (68")

Árbitro: Jonas Eriksson (SUE). Mostró cartulinas amarillas a Barengrub (m.37), Kink (m.56) y Piiroya (m.87) por Estonia, y a Iraola (m.89) por España.

Incidencias: tercer partido del Grupo V de clasificación al Mundial 2010, disputado en el Le Coq Arena, ante la presencia de 7.000 espectadores, 200 españoles. Presidió el encuentro en el palco de honor Angel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información