Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Turquía sufre, remonta, gana y sigue la estela de España

  • Épica victoria al más puro estilo de la Eurocopa hecha por los turcos
EFE EFE


Turquía logró remontar un emocionante partido contra Bosnia con oportunidades en ambas puertas y vencer por 2-1, en un partido correspondiente al Grupo 5 que lidera España.

A los turcos les gusta comparar sus gestas futbolísticas con las grandes heroicidades militares de su historia y, a pesar de que partían como un verdadero ejército de mutilados (7 titulares eran baja y una decena jugadores sufría molestias) se batieron como verdaderos jenízaros, los soldados que tantas victorias dieron al Imperio Otomano en sus conquistas balcánicas.

Turquía salió al ataque creando jugadas que le ponían cerca de la meta contraria muy rápidamente, pero también los bosnios aprovechaban los contragolpes para plantarse con un par de pases en el área turca.

A los 12 minutos de juego, Turquía ya había conseguido dos córner y el tercero llegó dos minutos después con un disparo de Arda al borde del área bosnia que de no haberlo desviado la defensa se habría convertido en un balón envenenado.

Los bosnios lo intentaban con menos intensidad pero con el mismo afán que los turcos gracias a su estrella Misimovic, el centrocampista ofensivo bosnio que en Estambul ocupó posición de delantero en sustitución del lesionado Muslimovic.

Dzeko hizo saltar la sorpresa cuándo Turquía dominaba

A pesar de que parecía que Turquía era quien se acercaba más al gol con su presión, en el minuto 26 un centro a balón parado y perfectamente disparado fue cabeceado por el delantero bosnio Dzeko justo un momento antes de que el portero Volkan pudiese despejarlo y lo mandó al fondo de la red.

En el siguiente contraataque, Bosnia-Herzegovina volvió a acercarse peligrosamente a la portería y Volkan hubo de desgañitarse ordenando a la defensa turca que estuviese más atenta.

El tanto bosnio fue un duro golpe moral para unos turcos que jugaban a todo gas esperando un temprano gol propio y sus ataques comenzaron a ser menos precisos ante una defensa bosnia bien reforzada y un portero, Hasagic (que juega en el equipo de la Municipalidad de Estambul), bien atento a capturar las bolas altas.

Aún peor le resultó a Turquía que el joven delantero Batuhan en su debut se lesionase en el minuto 36 tras un mal gesto y un golpe anterior con un defensa bosnio.

El poder ofensivo otomano muy mermado

Esto forzó la entrada de Nuri Sahin (Borussia Dortmund), menos ofensivo, lo que redujo la capacidad de ataque de una Turquía mermada por las bajas.

Mevlut probó suerte en dos ocasiones al borde del descanso pero, en una fue el meta bosnio quien detuvo el fuerte disparo y en la otra él mismo quien envió fuera un centro milimétrico de Arda Turan.

Los futbolistas de Fatih Terim se arrojaron al área bosnia para forzar el empate antes de la segunda parte y a punto estuvo de conseguirlo Sabri tras una caótica jugada cerca de la puerta bosnia (en la que se reclamaron dos penaltis) pero un defensa bosnio paró el balón sobre la línea de gol.

Nada más comenzar la segunda parte, Arda no llegó a tiempo para rematar un pase de la muerte cuando la bola ya se paseaba ante una indefensa puerta bosnia.

La segunda mitad: El espiritu Turco de la Eurocopa

Ni empate ni derrota están escritos en la mentalidad futbolística de Turquía, así que los locales se lanzaron al ataque y consiguieron el tanto apenas 6 minutos tras la reanudación en un fantástico disparo de Sabri a balón parado -a pesar de que estaba muy lejos del área y bastante escorado- que rozó ligeramente el defensa Spahic.

Tras el empate, los turcos pusieron cerco al área bosnia con continuas oportunidades de gol.

A falta de estrellas, el defensa del Galatasaray Sabri se cargó encima el esfuerzo de Turquía, participando en la construcción de los ataques y cortando los peligrosos contragolpes bosnios en la zaga.

Terim probó a inyectar precisión en el ataque -la siempre pendiente asignatura de Turquía- con la entrada del delantero Halil Altintop (hermano gemelo del centrocampista Hamit Altintop), que algo tiene aprendido de jugar en Alemania.

Y justo entonces lo consiguió: una nueva jugada a barón parado, un nuevo centro de Sabri que remató el gigante defensa cabeceador Servet, desvió el portero bosnio y remató a placer Mevlut, 2-1.

Ahí estaba la Turquía de la Eurocopa, con su juego desordenado y sin estilo, pero con esa pasión que le granjeó tantas simpatías.

Está claro que es la garra y no la técnica la que mueve el fútbol turco -todo él no sólo el de la selección- porque en la jugada más bella del partido, Halil recibió el balón de espaldas, regateó al penúltimo defensa de tacón, se fue del siguiente por velocidad y remató fuerte y escorado una pelota que no fue gol pero lesionó al portero bosnio.

Turquía consiguió lo que necesitaba, los 3 puntos, que le permiten seguir optando junto a España y Bélgica a los primeros puestos del grupo 5.

Ficha técnica:

2- Turquía: Volkan Demirel; Sabri Sarioglu, Servet Çetin, Ibrahim Kas, Hakan Balta; Mehmet Aurelio, Kazim Kazim, Ayhan Akman (Halil Altintop, m. 62), Arda Turan; Batuhan (Nuri Sahin, m. 39), y Mevlut Erdinç (Yusuf Simsek, m. 79)

1- Bosnia-Herzegovina: Kenan Hasagic (Goran Brasnic, m. 74); Dzemal Berberovic, Sejad, Salihovic, Emir Spahic, Samir Muratovic; Elvir Rahimic, Samir Muratovic, Elvir Rahimic, Dario Damjanovic, Senijad Ibricic (Miralev Pjanic, m. 62) Ivan Radeljic; Edin Dzeko, y Zvjezdan Misimovic.

Goles: 0-1, m.26: Dzeko. 1-1, m.51: Sabri. 2-1, m.66: Mevlut.

Árbitro: Yuri Baskakov (RUS) mostró tarjeta amarilla a Kazim Kazim (m. 42), de Turquía, e Ivan Radeljik (m. 80) y Miralev Pjanic (m. 88) de Bosnia.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de clasificación para el Mundial de Suráfrica 2010 disputado en el estadio Inönü de Estambul ante unos 30.000 espectadores (casi lleno).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información